El Reino Unido registró este jueves 1.290 nuevas muertes por coronavirus, una cifra muy alta aunque por debajo del récord de 1.820 que comunicó la jornada anterior, así como otros 37.892 contagios.

En los últimos siete días, el número de fallecidos se ha incrementado en un 14,1% respecto a la semana anterior, a pesar de que las infecciones han decrecido un 23,6%.

Se reducen también ligeramente los hospitalizados en el conjunto del Reino Unido, hasta 38.676, unos 500 menos que el miércoles, de los que 3.953 requieren asistencia mecánica para respirar.

Más restricciones

El epidemiólogo del Imperial College London Paul Elliot, responsable de un estudio de seguimiento de la pandemia en el país, advirtió este jueves que las actuales restricciones pueden no ser suficientes.

"Estamos viendo cómo (la curva de infecciones) se está aplanando, no está subiendo, pero tampoco estamos viendo el declive que realmente necesitamos ver para reducir la presión sobre el sistema sanitario", afirmó a la cadena BBC Radio 4.