El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, llamó este domingo a combatir el antisemitismo, al tiempo que subrayó el papel destacado de los judíos en sus 1.700 años de historia en Alemania que se conmemoran este 2021 y cuya celebración arrancó hoy con un primer acto en formato virtual.

"Si como presidente pude pedirme algo, entonces no es sólo una clara afirmación de que los judíos en Alemania son una parte de nosotros, sino que nos oponemos de forma decidida a aquellos que lo siguen poniendo o vuelven a poner en duda", dijo Steinmeier.

En su discurso en la sinagoga de Colonia, la congregación judía más antigua del país, sin invitados por imperativos de la pandemia, el presidente señaló que "la historia de los judíos en Alemania es una historia de emancipación y florecimiento, pero también de humillación, exclusión y privación de derechos".

Calificó de "inconmensurable fortuna" que décadas después del Holocausto, la vida judía esté floreciendo de nuevo gracias a los que regresaron, a los inmigrante procedentes de la antigua Unión Soviética y a los jóvenes israelíes atraídos por Alemania.

La vida judía hoy es "variada, diversa, viva, llena de impulso", pero "sigue estando amenazada" en tiempos en los que el antisemitismo "se muestra de forma más abierta", en la que un atacante movido por el odio atenta contra una sinagoga llena de gente en el día sagrado, dijo al referirse al ataque antisemita perpetrado en octubre de 2019 por un ultraderechista en Halle.