Las autoridades de Portugal han vuelto a imponer un toque de queda desde las 23.00 horas (hora local) en los municipios en riesgo alto o muy alto, incluidos los del Algarve, en medio de una tendencia al alza de los contagios de covid-19.

La medida se introducirá para toda la población sin excepciones, lo que significa que las personas que ya cuenten con el certificado de vacunación tampoco podrán circular después de la hora mencionada.

La ministra de Estado y de la Presidencia de Portugal, Mariana Vieira da Silva, ha detallado que los municipios afectados son los que han registrado evaluaciones de incidencia que los colocan en la lista de alto o muy alto riesgo durante dos semanas consecutivas.

"Son los municipios con 240 casos por cada 100.000 habitantes a los que aplicamos una restricción adicional para dar respuesta a la situación que vivimos", ha indicado, según ha recogido el diario luso 'Publico'.

Vieira da Silva ha matizado que la situación en la que se encuentra Portugal actualmente no puede compararse "con muchos momentos difíciles que ha atravesado el país en el último año y medio", pero "es una situación más grave". "Una situación descontrolada es cuando no se sigue y se toman medidas para controlarlo. El Gobierno lo está haciendo", ha justificado, antes de incidir en que la ciudadanía ha visto la situación del país "en verde, en amarillo y ahora en rojo".

"Lo importante es la claridad de entender que Portugal está en una situación más difícil (...) no ha dejado de empeorar y todos necesitamos tomar medidas en este asunto", ha agregado.

Casos en aumento

Los casos de coronavirus siguen al alza en Portugal, que ha superado este jueves los 2.400 positivos en 24 horas y se encamina a paso firme hacia los 3.000 diarios. La Dirección General de Salud (DGS) tiene registrados 830.224 positivos desde el inicio, lo que supone 2.449 más que el miércoles, mientras que la cifra de fallecidos asciende a 17.101, cinco más.

Solo en la región de Lisboa y Valle del Tajo se ha actualizado el balance con 1.339 casos adicionales, a pesar de las restricciones aprobadas los últimos fines de semana. Al Norte corresponden otros 566 positivos, mientras se observa de cerca la evolución de los contagios en Oporto.

El Ministerio de Salud ha abierto más de 1.500 nuevas vacantes para médicos y en el Algarve, donde se han registrado 217 casos más en las últimas 24 horas, las autoridades locales ya han señalado que el personal sanitario podría tener que renunciar a sus días libres si se mantiene la tendencia al alza de los contagios.

La variante delta, detectada por primera vez en India, es ya mayoritaria entre los nuevos casos en Portugal, lo que ha llevado por ejemplo a que Alemania limite los viajes desde territorio luso.