Portugal exigirá desde mañana un test negativo o el certificado digital de vacunación para todos los que se alojen en cualquier hotel del país (lusos o extranjeros). Además, será necesario mostrar estas pruebas durante el fin de semana en los restaurantes de las zonas portuguesas con incidencia de más de 120 casos.

La medida ha sido adoptada en el Consejo de Ministros celebrado este jueves, debido al incremento de casos, y en rueda de prensa la ministra de Presidencia de Portugal, Mariana Vieira da Silva, ha explicado que la obligatoriedad de presentar test negativos o el certificado digital en los hoteles también será para los turistas extranjeros.

Los únicos que no tendrán que presentar ningún test serán los menores de 12 años y los propios empleados.

El test, que incluso podrá ser adquirido en los supermercados portugueses, se lo podrán hacer los que se alojen en el hotel en el mismo momento de formalizar el ingreso.

La cuarta ola se ha agravado en Portugal durante la última semana y los casos se han disparado una media diaria del 54%, según Vieira da Silva.

Hay 27 comarcas del país con incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes con más de 120 casos, mientras que en riesgo muy elevado (más de 240 casos) ya hay 33 comarcas.

En estas 60 comarcas, el acceso a los restaurantes (abiertos hasta las 22,30 horas) desde la tarde del viernes y durante el fin de semana sólo será posible presentando el certificado digital de covid o con un test negativo.

Durante el resto de la semana, no será necesario presentar ninguna documentación para el acceder a los restaurantes de estas zonas del país con mayor incidencia.

Continúa el toque de queda

El toque de queda impuesto la pasada semana en todo el país entre las 23 y las 05 horas continuará vigente durante toda la semana, según confirmó el Gobierno.

Sin embargo, ya no estará restringida la entrada y salida en Lisboa desde las 15,30 horas del viernes a las 05 horas del lunes.

En las 60 comarcas del país más afectadas -entre ellas Lisboa y Oporto- el teletrabajo vuelve a ser obligatorio y los espectáculos culturales cerrarán a las 22,30 horas.

Las cafeterías y restaurantes cerrarán a las 22,30 horas en todo el país y el aforo de bodas o bautizos será de un máximo del 25%.

Medidas económicas

Tras el Consejo de Ministros, el titular de la cartera de Economía, Pedro Siza Vieira, avanzó en rueda de prensa que establecerán en un plazo de 15 días líneas de crédito para micro y pequeñas empresas con carencia a 18 meses.

Además, quieren agilizar desde el Gobierno la partida de 1.300 millones de euros del Fondo de Recuperación y Resiliencia para que puedan ser recapitalizadas empresas afectadas por ley.

También trabajan desde el Gobierno, avanzó el ministro, en una moratoria bancaria para las empresas avaladas con garantías públicas que les permitan refinanciar las deudas con una extensión del plazo de amortización.