A menos de 24 horas del inicio de las maniobras militares denominadas “African Lion 2021” el Frente Polisario emitió un comunicado este domingo en el que afirma que ha recrudecido sus ataques en posiciones marroquíes en Mahbes, al norte del Sáhara Occidental. Esta zona sería una de las elegidas para la realización de estas maniobras que serán protagonizadas por los ejércitos de  Estados Unidos, Marruecos, Túnez, Senegal, Italia, Reino Unido, Holanda, Brasil y Canadá, en total participarán unos 7800 efectivos, más de 100 vehículos de combate, 21 cazas y 46 aviones de apoyo logístico, entre el 7 y 18 de junio, el costo de estas maniobras oscila los 23 millones de euros .

El parte de guerra del Polisario además detalla que “más allá de Mahbes y Guelta, las fuerzas saharauis también dirigieron sus misiles hacia la región de Hauza, en el extremo norte del Sáhara Occidental. En dicha región están establecidas las bases militares marroquíes Nº4, Nº7, Nº8 y Nº13, el cuerpo 70º del ejército marroquí así como el Centro de Alerta Nº71. Hauza, al igual que Mahbes, comparte cercanía con el ''Triángulo rico del Sáhara Occidental'', protegido fuertemente por las fuerzas de ocupación marroquíes por aunar la riqueza pesquera y de fosfatos”.

El mismo documento también confirma que los ataques perpetrados en las últimas horas “causaron pérdidas en vidas y equipos en las filas del ejército de ocupación marroquí". Desde que hace seis meses el Polisario anunciaba el fin del alto al fuego con Marruecos, los saharahuis afirman estar en campaña contra el Ejército marroquí, que no reconoce la existencia de estos ataques.

Las maniobras militares organizadas por el Africom (Mando militar de Estados Unidos para África, con base en Sttutgart) se realizan año tras año con varios meses de preparación, con excepción del año pasado que tuvieron que suspenderse por la pandemia. Según se explica en la web de este mando militar, el objetivo es “fortalecer la interoperabilidad de las fuerzas estadounidenses con sus países socios y organizadores regionales con el objetivo de contener la inestabilidad en la región conducir operaciones de paz, enfrentar a organizaciones extremistas violentas, mantener la seguridad en las fronteras y contrarrestar amenazas transnacionales".

España no participará en las maniobras

Son dos las versiones que explican por qué España no participará en estas maniobras, la primera, que sería la oficial, asegura que el desistimiento se debe a razones presupuestarias. La segunda versión habla de la decisión de España de no estar presente en ejercicios que se realizarían en parte en territorio del Sáhara Occidental y así legitimar con su presencia la ocupación marroquí.

Lo cierto es que en las últimas semanas las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos se han visto debilitadas por las diferencias que inicialmente supuso la presencia en el país de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, quien se atendió de la covid-19 en el Hospital de Logroño, crisis que luego aseguró el gobierno de Othmani se debía a la posición de España sobre el Sáhara Occidental, territorio que Marruecos reclama como suyo. El enfado del país magrebí provocó una actitud de brazos caídos por parte de su policía que no impidió que más de 9000 ciudadanos de su país ingresaran de manera irregular a territorio español por la playa del Tarajal, provocando así una de las crisis migratorias más grandes de los últimos años.