Expertos de la ONU en derechos humanos alertaron este miércoles de que las condiciones del líder opositor ruso, Alexei Navalni, cuya salud se ha deteriorado en prisión, pueden equipararse a la tortura en instalaciones que no cumplen con los estándares mínimos internacionales.

“Instamos a las autoridades rusas a que aseguren que Navalni tiene acceso a sus propios doctores y que permitan evacuarle para un tratamiento médico urgente en el extranjero, como se hizo en agosto de 2020”, pidieron.

Navalni, que lleva encarcelado desde que volvió a Rusia en enero de 2021, no ha recibido los cuidados médicos adecuados y doctores de su confianza no pudieron verificar su estado, por lo que empezó una huelga de hambre que le ha puesto en riesgo de daño renal y posible paro cardíaco.

"Extremadamente preocupados"

El opositor al gobierno de Vladimir Putin se encontraba en una prisión al oeste de Rusia, en la ciudad Pokrov y fue trasladado recientemente a un hospital.

“Estamos extremadamente preocupados de que el peligro que corre ahora mismo Navalni, su encarcelación y los pasados ataques hacia su persona sean parte de un patrón deliberado de represalias contra él por sus críticas al Gobierno ruso y una flagrante violación de sus derechos humanos ”, expresaron los expertos de Naciones Unidas.