El estado de Nueva York anunció este martes el fin de las restricciones impuestas para evitar la propagación de la covid-19, con la excepción de guarderías, hospitales y medios de transporte, coincidiendo con el momento en el que el 70% de los adultos de esta región ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

"Hemos alcanzado un 70% de vacunación. Es el objetivo nacional y lo hemos alcanzado antes de lo previsto. Un 70% significa que ahora podemos regresar a la vida como la conocíamos", dijo el gobernador Andrew Cuomo en un acto en el que constantemente fue interrumpido por los aplausos enfervorecidos del público presente.

En su intervención, Cuomo anunció que las imposiciones estatales "que demostraron ser correctas" dejan de estar vigentes "desde hoy, con efecto inmediato".

Sin embargo, advirtió de que las restricciones impuestas a nivel federal por los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) continúan vigentes.

Cuomo insistió que ya no hay restricciones en entornos públicos, comerciales, deportivos, recreativos o tiendas minoristas.

"Los negocios pueden abrir, porque las órdenes estatales ya no están vigentes, ni las restricciones de la capacidad o de los aforos ni hay que medir la temperatura ni es necesario continuar los protocolos extraordinarios de limpieza y desinfección", agregó Cuomo.

Noche de fuegos artificiales

El gobernador apuntó que para celebrar este momento y rendir homenaje a los trabajadores de primera línea, se lanzarán esta noche fuegos artificiales en distintos puntos del estado.

Asimismo, anunció que el índice de positividad de la covid-19 ha caído al 0,4%, la cifras más baja del país -según indicó Cuomo- y lo comparó con la pasada primavera, cuando Nueva York se convirtió en el epicentro mundial de la pandemia.

En una apasionada intervención, también llamó a reconstruir y desarrollar el estado.

"En la vida no se trata de volver a donde estabas. La vida sigue adelante. Hemos aprendido mucho durante el año pasado, hemos logrado mucho durante el año pasado, nuestro desafío tiene que ser reimaginar Nueva York y decir que vamos a hacer una Nueva York que sea mejor que nunca. Tenemos que capitalizar este momento, aprovechar este momento de transformación para rehacer Nueva York", subrayó.