El autor de la masacre terrorista de Niza planeaba su acción "varios meses antes de pasar a la acción", y contó con la cooperación de varios cómplices, entre ellos las cinco personas que siguen detenidos, informó este jueves el fiscal de la República, François Molins. El fiscal destacó los "avances notables" alcanzados en la investigación en las últimas horas, que apuntan a un atentado más preparado y con más participantes de lo que se creía al comienzo.

La Fiscalía ha abierto formalmente una investigación judicial en la que se investigará la posible relación con el ataque de cuatro hombres y una mujer. El fiscal ha apuntado que, con los datos que se conocen hasta ahora, se da ya por seguro que se trató de una acción "premeditada", planificada durante "meses". Durante este tiempo, contó con "apoyo y complicidad" de otras personas, ha explicado Molins.

La pistola con la que disparó en el Paseo de los Ingleses de Niza habría sido obtenida, de hecho, gracias a la intermediación de tres de las personas ya investigadas. Respecto al estado de los heridos por el atentado, Molins ha confirmado que 15 víctimas continúan en estado crítico. En total, unas 200 personas sufrieron heridas por el atropello, perpetrado por un camión frigorífico.