Muchos países de Europa afrontan estas peculiares Navidades con miedo ante un agravamiento de la epidemia de coronavirus, lo que está llevando a las autoridades a buscar fórmulas para limitar los contactos sin sacrificar las reuniones familiares, a pesar del peligro que representan.

Lo países de la Unión Europea podrán empezar a vacunar el 27 de diciembre, y muchos lo harán ese mismo día, entre ellos España, pero para entonces ya se habrán producido las reuniones navideñas que pueden disparar los contagios.

OMS aconseja no visitar a la familia

En este sentido, la Oficina regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido la más tajante: lo más seguro es no visitar a otros familiares en las fiestas navideñas y quedarse en casa. "Hay una diferencia entre lo que las autoridades te permiten hacer y lo que deberías hacer. Lo más seguro ahora es quedarse en casa", recomendó en un comunicado el director de la OMS-Europa, Hans Kluge.

Hans Kluge, el director de la OMS-Europa

El director de la oficina europea de la OMS, con sede en Copenhague, recordó el "terrible" impacto de la pandemia, con 23 millones de casos en el continente y más de medio millón de muertos, y advirtió de que la transmisión sigue siendo "intensa y amplia" y se registran las tasas más altas de nuevos casos de toda la crisis.

Reino Unido, riesgo de saturación del sistema sanitario

Pero a los Gobiernos de los países no les resulta tan fácil "prohibir" la Navidad. Así, en el Reino Unido la comunidad médica y científica ha alertado de que la relajación de las medidas durante las fiestas dispara el riesgo de infecciones y ha avisado de que la Sanidad pública podría verse desbordada en enero.

Pero, en conjunción con los Ejecutivos autonómicos de Escocia, Irlanda del Norte y Gales, el Gobierno central del Reino Unido ha autorizado varios días, entre el 22 y el 28 de diciembre, de mayor flexibilidad de movimiento y contacto para que las familias puedan juntarse por Navidad.

Una vez pasadas esas fechas, se aplicarán medidas más severas. Gales e Irlanda del Norte impondrán un nuevo confinamiento y el primer ministro británico, Boris Johnson, ha indicado hoy que no lo descarta también para Inglaterra, la región más poblada del país. "Esperamos poder evitar algo así, pero la realidad es que la ratio de infecciones ha aumentado mucho en las últimas semanas", explicó.

Alemania espera meses muy duros

En Alemania se ha establecido un límite de cinco personas de dos domicilios en las reuniones privadas –sin incluir a los menores de 14 años-; pero por Navidad, entre el 24 y el 26 de diciembre, los encuentros podrán ampliarse a cuatro personas más.

En ese país, están en vigor desde el miércoles nuevas medidas más restrictivas, que se prolongarán de momento hasta el 10 de enero y que incluyen el cierre de comercios no esenciales y de escuelas y se suman al cese de actividad en vigor desde principios de noviembre en los sectores del ocio, el deporte, la cultura y la gastronomía.

Este viernes, el Gobierno alemán ha pedido, además, extender al ámbito privado la restricción de contactos personales porque las cifras de contagios actuales son de récord y enero y febrero serán "meses muy duros", pese al inicio de la vacunación.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha insistido en que la población tiene que entender que se deberán reducir al máximo los contactos en la esfera privada después de conocerse que en las últimas 24 horas se registraron en el país 33.777 nuevos contagios y 813 muertos. "No tiene sentido solo cerrar las escuelas si no aplicamos ninguna restricción de los contactos privados", ha afirmado Spahn, quien reconoció que esos límites en el ámbito más íntimo son "difíciles".

Francia, vacaciones con toque de queda

En Francia se puso recientemente fin a un confinamiento, pero este ha sido reemplazado por un estricto toque de queda entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana que se mantendrá hasta el 20 de enero. Pero no se aplicará en Nochebuena, aunque sí en Nochevieja. Aún así, el Gobierno insiste en que las reuniones familiares agrupen a un máximo de seis adultos, sin contar a los menores.

"El virus sigue circulando de forma relativamente importante", ha advertido este viernes el presidente del comité científico que asesora al Gobierno, Jean-François Delfoissy. Delfoissy ha recomendado este viernes en el canal BFM TV "no multiplicar los desplazamientos y los contactos a partir de ahora" para evitar una oleada de contagios en Navidades.

Insistió también en que los ciudadanos lleven mascarilla dentro de sus casas para las celebraciones con sus familiares. "Sé que es muy difícil", pero "hay que hacer todo lo posible para que no haya una tercera ola" de la pandemia en el país, resaltó.

Y es que siete de cada diez franceses aseguran que no se pondrán la mascarilla para festejar con su familia el próximo día 31 la llegada de 2021, según un sondeo divulgado hoy por la radiotelevisión RTL. Además, la compañía ferroviaria nacional SNCF prevé transportar a 750.000 viajeros solamente durante este fin de semana.

En Francia, el propio presidente, Emmanuel Macron, está enfermo de covid. Este viernes publicó un vídeo en sus redes sociales en el que dice: "Estoy bien. Tengo los mismos síntomas que este jueves, es decir, cansancio, dolor de cabeza, tos seca, como cientos de miles de vosotros que han pasado el virus o lo están pasando".

Cambio de tendencia en España

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, ha calificado este viernes la situación como "preocupante" debido al aumento de casos en todo el país en los últimos días, que definió como "cambio de tendencia".

El avance del coronavirus sigue al alza en España, con una incidencia acumulada que alcanza los 214 casos por cada 100.000 habitantes este viernes, frente a los 207 del día anterior, tras ser contabilizados 11.815 nuevos contagios en las últimas 24 horas y 149 muertes más.

Ante esta situación, varios gobiernos regionales han anunciado este viernes más restricciones para el desplazamiento y las reuniones sociales durante los días de Navidad, con el fin de frenar la expansión del virus, ya que los expertos aseguran que los contagios se producen mayoritariamente en reuniones familiares y de amigos, que son más numerosas en este periodo.

Es el caso de Cataluña, que restringirá la movilidad diaria al ámbito comarcal salvo visitas a familiares durante las fiestas de Navidad, sin modificar el máximo de diez comensales en casa los festivos, y establecerá franjas horarias en bares y restaurantes para que estén abiertos solo en las horas de las comidas, lo que ha provocado protestas en el sector.

La Comunidad de Madrid, la segunda región con más incidencias en España y una de las más reacias a las restricciones, también ha anunciado este viernes nuevas limitaciones para los próximos días de fiesta. El Gobierno madrileño reduce de diez a seis personas el límite de las reuniones navideñas con un máximo de dos grupos de convivientes, limitación que afectará a las reuniones de los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, cuando suelen producirse las reuniones familiares.

Italia, a la espera de nuevas restricciones

El Gobierno de Italia ya ha anunciado un nuevo confinamiento para algunas de las fechas más señaladas de las fiestas. De nuevo se cierran restaurantes, bares y comercios y las regiones estarán cerradas perimetralmente. Este viernes ha registrado 17.992 nuevos contagios de coronavirus, con la tasa de positividad al alza, y se confirmaron 674 fallecidos.

A una semana de las fiestas, el Gobierno de Guiseppe Conte ha aprobado un decreto de Navidad que incluye medidas muy restrictivas. Algunas de las excepciones que se contemplan son las visitas a padres, hijos o abuelos el día 24 o en la comida del 25. Dos miembros de la familia que no convivan podrán trasladarse a ver a familiares junto a menores de 14 años y con un certificado de responsabilidad en el que deberán declarar el motivo del viaje. 

Para quienes vivan en municipios con menos de 5.000 habitantes, cuyos familiares residen con frecuencia en otros pueblos cercanos: podrán moverse en un radio de 30 kilómetros, aunque quedan excluidas las capitales que estén dentro de la distancia permitida

Medidas para evitar aglomeraciones en Italia

De hecho, la tasa de positividad sobre el total de pruebas, 178.000 en las últimas veinticuatro horas, ha aumentad hasta el 10 %, frente al 9,8 % registrado en el día anterior. Por otro lado, desde ayer jueves se han confirmado 674 muertos, en línea con los datos de los últimos días, lo que eleva a 67.894 el balance provisional de víctimas mortales.

Con estas cifras el Consejo de Ministros se ha reunido este viernes a las 18.00 horas locales (17.00 GMT) para aprobar nuevas restricciones para la Navidad, que se añadirán a otras vigentes, como el toque de queda nacional a partir de las diez de la noche.

Los medios especulan sobre el alcance de las nuevas medidas y avanzan que podrían llegar hasta un confinamiento casi total, pero al parecer se pretende permitir las visitas familiares, si se desplazan máximo dos personas (además de hijos menores de catorce años, que no se contabilizan).

Portugal, restricciones de fin de año

El Gobierno portugués ya ha aumentado las restricciones en las fiestas de fin de año: habrá toque de queda desde las 23 horas del 31 de diciembre y hasta las 05 horas del día siguiente, mientras que los días 1, 2 y 3 de enero el toque de queda empezará a las 13 horas.

En cambio, se permitirá la circulación entre comarcas del 23 al 6 de diciembre para que los familiares puedan juntarse en Nochebuena y Navidad y en esos días el toque de queda se establecerá entre las 02 y las 05 horas.

Además, Portugal ha aprobado la prórroga del estado de emergencia entre el 23 de diciembre y el 7 de enero, esta vez con la advertencia de que quien no cumpla las restricciones incurrirá en un delito de desobediencia.

Portugal ha registrado este viernes 4.336 nuevos contagiados por la covid-19 y 75 fallecidos, en una jornada en la que los casos activos subieron hasta los 70.285 (599 más) pacientes, mientras que los ingresados descendieron en 81 personas, hasta los 3.061, de los que 484 (10 menos) están en cuidados intensivos.

Suecia, no se venderá alcohol por la noche

En Suecia, el Gobierno ha afirmado este viernes que prolongará hasta finales de enero el cierre de los institutos, adelantará la prohibición de vender alcohol y establecerá restricciones al número de clientes en distintos establecimientos, además de recomendar por primera vez el uso de mascarillas en ciertas situaciones en el transporte colectivo.

En los restaurantes suecos solo podrá haber cuatro comensales por mesa a partir del día 24, y la venta de alcohol estará permitida hasta las 20 horas (dos horas antes de la restricción actual), mientras que en tiendas, centros comerciales y gimnasios se fijarán límites máximos de clientes.

Todos los empleados públicos no esenciales deberán trabajar desde sus casas hasta el 24 de enero, una recomendación que se extiende también a la empresa privada.

Stefan Löfven, primer ministro de Suecia

Suecia se destacó desde el inicio de la pandemia por una estrategia más laxa respecto al coronavirus, con alguna prohibición y muchas recomendaciones, apelando a la responsabilidad individual. En la segunda ola han aumento los contagios y la presión sobre la Sanidad y el Gobierno ha adoptado en el último mes y medio un papel más activo.

Suecia ha registrado en las últimas 24 horas un nuevo récord de 9.654 contagios, para un total de 367.120 casos, y cien muertes, con lo que la cifra final asciende a 7.993.

"Pienso que hemos fracasado. Hemos tenido una gran cantidad de personas que han muerto y eso es terrible. Es algo con lo que todos sufrimos", dijo el rey Carlos XVI Gustavo en unas declaraciones difundidas este jueves por la televisión pública SVT.