Al menos 21 personas han fallecido este sábado y otras ocho han sido hospitalizadas, en estado leve, mientras participaban en una maratón de montaña en la provincia de Gansau (China) debido al clima extremo.

La adversidad climatológica ha golpeado la zona en la que se celebraba el evento deportivo: el enclave turístico de Yellow River Stone Forest, según ha detallado la agencia china Xinhua.

De acuerdo con las informaciones aportadas por el cuartel general de rescate, en torno a las 13.00 horas (hora local) del sábado, el granizo, la lluvia helada y vendavales de viento han azotado la zona entre el kilómetro 21 y 30 de esta prueba, de más de 100 kilómetros de recorrido.

Desaparecidos

En este punto, los participantes han comenzado a sufrir molestias físicas, así como la pérdida de temperatura. Ante la desaparición de algunos de los concursantes, la organización del evento ha decidido detener la carrera.

Los gobiernos locales han iniciado entonces una respuesta de emergencia y organizaron a más de 700 rescatistas para buscar a las personas desaparecidas. Sin embargo, un nuevo descenso de la temperatura ha complicado las labores de búsqueda.

Por el momento, se ha confirmado que 151 de los participantes están a salvo, de los cuales cinco presentan heridas leves y están siendo tratados en el hospital y en condición estable.