Al menos 32 personas han muerto y 109 han resultado heridas de diversa consideración este viernes tras colisionar dos trenes en el distrito egipcio de Tahta, en la provincia de Sohag (centro), según ha confirmado el Gobierno del país africano.

El Ministerio de Sanidad ha indicado que al lugar han sido enviadas más de 35 ambulancias para trasladar los cadáveres y a los heridos a hospitales de la zona, sin que por el momento se descarte que el balance de víctimas mortales pueda aumentar.

Según las primeras investigaciones, "personas no identificadas" accionaron el freno de emergencia del tren número 147 a su paso entre las estaciones de Maragha y Tahta, provocando que el segundo ferrocarril colisionara con el que se estaba deteniendo por detrás, ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Indemnizaciones

El comité de emergencia para averiguar lo ocurrido está encabezada por el primer ministro, Mustafa Madbuli, por los titulares de Salud, Hala Zayed; de Transporte, Kamel el Wazir; y de Desarrollo Local, Mahmoud Shaarawy, entre otros miembros del gabinete.

Madbuli ha avanzado que el Gobierno se comprometerá a indemnizar con 100.000 libras egipcias (5.400 euros) a cada una de las familias de los fallecidos, mientras que los heridos, en función de sus lesiones, entre 20.000 y 40.000 libras (1.000 y 2.150 euros).

Egipto ha sido escenario de numerosos accidentes de tren durante los últimos años, algunos de ellos en pasos no señalizados, lo que ha provocado críticas de la población en torno a la seguridad de la red, en parte por la ausencia de un mantenimiento adecuado.