La joven birmana herida de un disparo en la cabeza durante una protesta contra el golpe de Estado la semana pasada en Naipyidó, capital de Birmania, ha muerto este viernes en el hospital, según informaron medios locales.

Mya Thwe Thwe Khine, de 20 años y que se encontraba en estado crítico en un hospital de la capital, ha sido traslada al tanatorio, según fue testigo un reportero de la publicación 7Day News.

Cayó al suelo al oírse un disparo

Según la confirmación de médicos y los vídeos y fotografías analizados por varias organizaciones humanitarias, la joven cayó al suelo tras oírse un disparo cuando se alejaba de la primera línea de una manifestación que estaba siendo disuelta con cañones de agua por la policía el pasado 9 de febrero.