La canciller alemana, Angela Merkel, ha descartado acudir a la cumbre presencial del G-7 que el presidente estadounidense, Donald Trump, pretende celebrar en junio en Washington.

La situación actual de la pandemia de coronavirus impide ahora mismo a la líder alemana aceptar esa invitación, según informaciones del semanario Der Spiegel, que cita fuentes gubernamentales de Berlín.

Anteriormente, el portal estadounidense Politico había avanzado ya una eventual renuncia de la canciller a viajar a Washington, informa Efe.

El "ejemplo" de Trump

La Casa Blanca anunció hace unos días el propósito de Trump de celebrar esa cumbre presencial a modo de "ejemplo" para la reapertura de la actividad pública y económica del país tras la crisis del coronavirus.

Inicialmente, el presidente estadounidense se había propuesto reunirse con los líderes del Grupo de los Siete -EEUU, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá, Japón y Alemania- en su residencia de descanso de Camp David.

Estados Unidos detenta este año la presidencia de turno del grupo, cuya cumbre estaba programada del 10 y el 12 de junio.