A pesar del avance de la vacunación, la pandemia del coronavirus sigue generando situaciones límite alrededor del mundo. La última se ha vivido en Túnez, el país con mayor tasa de mortalidad de toda África. En medio de esta situación desesperada, el director de un hospital al noroeste del territorio se derrumbó al recibir una llamada que le informaba del retraso de un camión que transportaba el oxígeno necesario para abastecer a los más de 40 pacientes allí ingresados por la covid.

La escena ha sido grabada y compartida en redes por un periodista local, Soufien Ben Aissa, que posteriormente ha hablado para el periódico francés Le Parisien:

“Sucedió este miércoles, al inicio de la tarde. Fuera había familias preocupadas, ansiosas por ver llegar el oxígeno. Pero el camión encargado de abastecer al hospital no llegó. Giré la cabeza y vi al hombre derrumbarse, llorando. Nos dijo que no había nada de oxígeno y que estaba perdiendo pacientes”, ha recordado el periodista.

Finalmente, la desesperada escena tuvo un buen final, ya que minutos después de lo narrado anteriormente, el camión acabó llegando a tiempo al hospital.