Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han afirmado este sábado haber alcanzado varios objetivos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la Franja de Gaza, cuyos medios han informado de al menos siete civiles muertos en el campo de refugiados Al Shati por la ofensiva israelí en las últimas horas.

"Recientemente, aviones atacaron varios lanzacohetes y otras instalaciones subterráneas de lanzamiento", ha informado el Ejército de Israel en su perfil de Twitter, donde ha publicado vídeos de los impactos en el norte de la Franja de Gaza.

Asimismo, ha compartido imágenes del ataque aéreo a la oficina del jefe de las fuerzas de seguridad de Hamás, Tawfiq Abu Naim, se usaba "para el mando y control de la infraestructura militar". No obstante, no se ha precisado si Abu Naim ha resultado afectado por el ataque.

A primera hora del viernes, las FDI han llevado a cabo una ofensiva también contra al menos dos operativos de las fuerzas navales de la milicia, los cuáles servían de "depósitos de armas".

Mientras, en Gaza se ha notificado la muerte este sábado de siete civiles en el campo de refugiados Al Shati, entre ellos varios niños, en el ataque a una casa sin previo aviso, informa la agencia de noticias palestina WAFA. En el mismo bombardeo han resultado heridas unas 20 personas.

Mientras tanto, las sirenas antiaéreas han continuado sonando en las primeras horas de este sábado en distintos puntos de Israel, como Asdod, Ascalón y otras áreas del sur, informa The Times of Israel.

En concreto, en Asdod se ha notificado el impacto de un cohete en un edificio y en el puerto, causando daños pero sin reportar heridos por el momento.

También han saltado las alertas en Beerseba y Ofakim, a donde se han lanzado cerca de una decena de cohetes desde la Franja de Gaza, la mayoría cayendo en campo abierto, mientras la Cúpula de Hierro israelí ha logrado interceptar al menos un cohete, recoge Canal 12.

Al respecto, el brazo militar de Hamás ha indicado que ha lanzado un fuerte bombardeo contra Beerseba en respuesta a los ataques de las FDI contra domicilios en Gaza y la "matanza" de palestinos en las protestas de Cisjordania, que se han saldado con al menos nueve muertos, recoge 'The Times of Israel'.

Al menos tres mujeres han resultado levemente heridas cuando corrían a los refugios aéreos en esta ciudad, según el servicio de emergencia Magen David Adom.

Las FDI han cifrado en más de 2.000 los cohetes lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel desde que estallaron los ataques el pasado lunes.

"No todos los cohete que Hamás dispara contra Israel alcanzan su objetivo. Cientos de cohetes se han caído en la Franja, algunos se han estrellado contra líneas eléctricas", ha apuntado el Ejército israelí, para agregar que los cortes de electricidad en Gaza afectan "a 200.000 personas" debido a ello.

Alto el fuego

En el marco del incremento de los ataques, el primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohamed Shtayyeh, ha pedido este viernes a Naciones Unidas que tome medidas urgentes para "detener la continua agresión israelí" y ha pedido al Cuarteto Internacional que abra "un camino político serio que conduzca al fin de la ocupación y el establecimiento de un estado palestino independiente", informa la agencia palestina Wafa.

Mientras, el Gobierno israelí mantiene abierta la posibilidad de iniciar una ofensiva terrestre sobre Gaza --la última fue en 2014-- y por ahora no se muestra dispuesto a un alto el fuego, si bien una fuente diplomática ha asegurado a The Times of Israel que las partes podrían llegar a un acuerdo en unos días ya que los mediadores, entre los que estarían Estados Unidos y Rusia, se habían mostrado optimistas tras unas conversaciones.

Por su parte, desde Hamás, el líder político, Khaled Mashaal, ha expresado este viernes que el grupo está preparado para el alto el fuego "recíproco", recoge el mismo medio israelí. Hasta el momento, Israel ha rechazado los esfuerzos de alto el fuego promovidos por Naciones Unidas y Egipto.

Las autoridades palestinas han confirmado ya más de 130 fallecidos, entre ellos una treintena de niños, y más de 900 heridos, mientras al menos nueve israelíes han muerto en el marco de los ataques.

Asimismo, las movilizaciones en disturbios en ciudades israelíes, se extienden, dejando numerosos heridos, daños y detenidos.