Internacional

Investigan como un "acto terrorista" el asesinato de una periodista en Irlanda del Norte

Se sospecha de un grupo escindido del IRA

Theresa May
Theresa May EFE

Una periodista de 29 años identificada como Lyra McKee ha perdido la vida tras ser tiroteada el jueves a última hora durante unos disturbios en la localidad norirlandesa de Londonderry, según la Policía, que investiga el hecho como un presunto "acto terrorista" y sospecha de un grupo escindido del IRA.

Las fuerzas de seguridad, que han instado a la calma, han indicado que se escucharon disparos en el área de Creggan después de que varios vehículos fueran incendiados presuntamente por el lanzamiento de decenas de cócteles molotov. Los disturbios se habrían producido en respuesta a una redada llevada a cabo por un gran número de agentes en una vivienda de la zona.

Las imágenes captadas por testigos muestran a un hombre con la cara cubierta abriendo fuego contra McKee, que se encontraba junto a un vehículo policial, informa la BBC. El comisario Mark Hamilton ha confirmado el fallecimiento de la joven y ha apuntado al Nuevo IRA como principal sospechoso: "Estamos tratando esto como un acto terrorista y hemos abierto una investigación por asesinato".

Hamilton ha explicado que las fuerzas de seguridad se habían desplegado en Creggan ante la posibilidad de que "disidentes republicanos violentos estuviesen planeando ataques en la ciudad".

"Impactante y sin sentido"

La primera ministra británica, Theresa May, ha tachado de "impactante y sin sentido" el asesinato y ha lamentado que Mckee "murió haciendo su trabajo con gran valentía". El jefe del Gobierno de Irlanda, también ha trasladado su solidaridad y ha llamado a combatir a quienes "propagan la violencia, el miedo y el odio" en el Úlster.

Gary Middleton, dirigente del Partido Unionista Democrático (DUP) y diputado por esta circunscripción, ha tildado el incidente de "lamentable". "Terribles escenas de violencia se han visto esta noche en Creggan. La población y el PSNI se han visto en peligro por matones no representativos que buscan destruir comunidades", ha afirmado en su cuenta de Twitter.

Tensiones crecientes

El pasado 21 de enero, la Policía británica detonó de forma controlada una furgoneta robada que estaba abandonada en una vía de circunvalación de Londonderry/Derry.

Días antes los agentes habían puesto en marcha una operación de seguridad tras registrarse un atentado con coche bomba en la ciudad norirlandesa, que se saldó sin muertos ni heridos.

Los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 pusieron fin en buena medida a tres décadas de violencia en el Úlster entre protestantes, que querían permanecer en Reino Unido, y católicos, partidarios de la unificación con Irlanda, pero ha seguido habiendo actos de violencia esporádicos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba