El Gobierno del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, recibió este martes el apoyo de una mayoría simple en el Senado, tras superar el lunes por mayoría absoluta la confianza de la Cámara de los Diputados.

En total, 156 senadores de los 161 necesarios para obtener la mayoría absoluta secundaron el Ejecutivo, mientras que 140 votaron en contra.

Conte tiene ahora una mayoría débil pero suficiente en el Senado si decide seguir dirigiendo el país, pero este escenario, permitido por la Constitución, tiene que contar con el visto bueno del presidente de la República, Sergio Mattarella, quien en los últimos días había pedido mayorías estables.