El Gobierno de Francia ha anunciado este jueves que, a partir del 31 de mayo, todos los adultos que lo deseen podrán vacunarse contra el coronavirus, lo que supone un adelanto de dos semanas con respecto a los plazos desvelados inicialmente por el presidente galo, Emmanuel Macron.

El primer ministro, Jean Castex, ha sido en esta ocasión el responsable de hacer el anuncio del nuevo calendario, durante una visita a un centro de vacunación en la localidad de Gagny, en la zona metropolitana de París. El plan añade un nuevo matiz a partir del próximo lunes.

Desde esta fecha, se vacunarán sin límite de edad todos los trabajadores de profesiones consideradas prioritarias, entre ellas profesores, miembros de las fuerzas de seguridad o dependientes de tiendas de alimentación.

"Muy por delante de lo que se había previsto"

El 31 de mayo, se abrirá el abanico a toda la población adulta, según Castex, que se ha felicitado por el hecho de que Francia esté "muy por delante de lo que se había previsto", según la cadena BFMTV.

El propio Macron se ha hecho eco en su cuenta de Twitter, donde ha compartido el mensaje que publicó el 30 de abril y que planteaba el 15 de junio como fecha de inicio para la vacunación de los mayores de 18 años. "La vacunación se acelera todavía más", ha celebrado el mandatario.

Francia ha inyectado ya más de 30,8 millones de dosis contra el coronavirus, según los datos del Ministerio de Salud publicados el miércoles y que dan cuenta de unas 600.000 inyecciones al día.