Internacional

Francia ordena un toque de queda en París y otras grandes ciudades entre las 21 y las 6 horas

El presidente del país, Emmanuel Macron, ha anunciado que declarará el sábado el estado de emergencia

Macron
Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado este miércoles un toque de queda en París y otras ocho áreas metropolitanas en estado de máxima alerta por la pandemia ante el agravamiento de la situación hospitalaria en amplias zonas del país. El toque de queda será de 21.00 a 6.00 hora local y comenzará a partir del próximo sábado, con una duración inicial de cuatro semanas ampliables a seis, ha detallado el presidente en una entrevista televisiva. "Tenemos que tomar medidas más estrictas" porque "estamos en una situación preocupante", ha asegurado Macron.

El objetivo de la medida es frenar el crecimiento de los contagios a fin de que el actual ritmo pase de los aproximadamente 20.000 diarios al nivel de 3.000-5.000, ha añadido. Macron ha asegurado que un nuevo confinamiento general de la población, como el vivido la pasada primavera, "sería desproporcionado", por lo que el toque de queda "es una medida adecuada".

París, Lyon o Lille en estado de alerta máxima

Algunas de las principales ciudades del país, como París y su región, Lyon o Lille, se encuentran en estado de alerta máxima y quedarían dentro de ese toque de queda.

La comparecencia de Macron en televisión nacional y en horario de máxima audiencia busca llamar la atención de la población ante el progresivo empeoramiento de la situación sanitaria por culpa de la pandemia, que ha causado casi 33.000 muertos en el país y amenaza con colapsar las unidades de cuidados intensivos de varias zonas hospitalarias, incluyendo París y su región.

"No se podrá ir al restaurante después de las 21.00, no se podrá ir a fiestas a casa de los amigos", ha explicado el presidente, quien avanzó que habrá controles policiales y multas para los infractores, igual que un sistema de autorizaciones para quienes tengan que salir por trabajo o motivos ineludibles.

Esta intervención de Macron en horario de máxima audiencia televisiva, se produjo mientras la situación se está agravando en las principales zonas metropolitanas de Francia a pesar de medidas restrictivas tomadas en las últimas semanas, como la obligatoriedad del uso local de mascarillas, el cierre de bares o un protocolo más rígido en restaurantes.

La situación es especialmente seria en la región de París (Isla de Francia), donde el índice de casos positivos es de 320,9 por cada 100.000 habitantes y los pacientes de COVID-19 ocupan ya el 45 % de todas las camas de cuidados intensivos en los hospitales, según datos comunicados hoy a Efe por las autoridades sanitarias regionales. Además, el 17 % de todos los test realizados en la región parisina en el último día dieron resultado positivo. Además de la región de París, las otras áreas metropolitanas con toque de queda serán Marsella-Aix en Provence, Lyon, Lille, Grenoble, Montpellier, Toulouse, Rouen y Saint Etienne.

Macron recalcó que en los hospitales se han aplazado operaciones quirúrgicas para asegurar que había camas de cuidados intensivos para los pacientes de coronavirus, pero "ya no tenemos camas de reserva. Por eso debemos tomar medidas más estrictas". La pandemia ha causado ya 33.000 muertes en Francia, según las últimas cifras oficiales disponibles. 

Seis personas en las reuniones

Asimismo, el presidente francés ha anunciado que las reuniones y las comidas en restaurantes no podrán superar las seis personas

Llamamiento a la responsabilidad

El presidente ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos a la hora de respetar el toque de queda y actuar con sentido común, llevando mascarilla, guardando la distancia de seguridad o ventilando espacios cerrados. "Si no queremos tomar medidas mas duras en tres semanas o un mes habrá que respetar estas reglas", urgió, antes de recordar que el virus estará presente "hasta el verano de 2021".

Macron también se ha esforzado en enviar un mensaje de tranquilidad, al avanzar que habrá nuevas medidas de apoyo a los sectores económicos más afectados por esta decisión. "Vamos a intentar apoyar al máximo", ha recalcado, y ha afirmado que las ayudas por desempleo parcial (ERTE) "se reactivarán para todos esos sectores". Igualmente ha asegurado a los franceses que no habrá restricciones a los transportes y que los ciudadanos podrán viajar entre regiones en las vacaciones escolares que comienzan el próximo viernes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba