El presidente de Francia, François Hollande, ha anunciado este lunes que el hasta ahora ministro del Interior, Manuel Valls, sustituirá a Jean-Marc Ayrault como primer ministro. Hollande ha hecho este anuncio en un mensaje emitido por televisión tras los malos resultados de los socialistas en las elecciones municipales.

Valls, el miembro del Ejecutivo con mayor popularidad pasará así a ocupar el puesto de Ayrault, primer ministro desde que Hollande llegó a la Presidencia, en 2012, quien ha presentado este lunes su dimisión a Hollande.

Horas antes, el Elíseo ha informado en una escueta nota de que Hollande se dirigiría a los franceses a las 20.00, previsiblemente para confirmar los cambios tras los malos resultados del Partido Socialista en las elecciones locales.

Varapalo electoral

Hollande se ha reunido este lunes durante más de hora y media a Ayrault, quien en la noche electoral del domingo admitió que los comicios municipales fueron "una derrota para el Gobierno y para la mayoría", y avanzó que asumiría "toda la parte de responsabilidad", aunque no dio pistas sobre si iba a presentar su dimisión.

Los comicios estuvieron marcados por una abstención histórica de cerca del 36,3%, y arrojaron un balance muy favorable para el centro-derecha, que recuperó el terreno perdido en 2008, y un resultado histórico para el ultraderechista Frente Nacional (FN). El centroderecha, según datos del Ministerio del Interior todavía provisionales, consiguió el 45,1% de los votos; la izquierda, el 40,5%; la extrema derecha, el 6,85%, y la extrema izquierda, el 0,06%.

"Hay que cambiar de política, probablemente también de Gobierno", ha señalado en una entrevista a la cadena BFM TV el presidente de la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP), Jean-François Copé.