Internacional

Francia prohíbe el estrangulamiento como técnica de detención policial

El Gobierno francés intenta así atajar las protestas contra la violencia policial y el racismo, que reunieron el pasado sábado en París a unas 20.000 personas

Policías desplegados en París por las protestas antirracistas.
Policías desplegados en París por las protestas antirracistas. Europa Press

El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, anunció este lunes la prohibición de la polémica práctica del estrangulamiento como técnica de detención policial, la utilizada contra George Floyd en Estados Unidos.

Esta técnica "no será enseñada en las escuelas de policía y gendarmería. Es un método que genera riesgos", indicó en rueda de prensa Castaner, quien, a petición del presidente Emmanuel Macron, avanzó algunas decisiones de una reflexión iniciada a principio de año sobre la deontología de las fuerzas del orden.

El Gobierno francés intenta así atajar las protestas contra la violencia policial y el racismo, que se han extendido en los últimos días desde Estados Unidos, y que reunieron el pasado sábado en París a unas 20.000 personas.

"El racismo no tiene cabida en nuestra sociedad y aún menos en nuestras fuerzas del orden. No basta con exigir ejemplaridad hay que facilitar los medios", dijo Castaner, que comenzó defendiendo el cuerpo y asegurando que no hay parecidos entre la policía estadounidense y la francesa, aunque aceptó que hay agentes "racistas".

"Tolerancia cero" con el racismo

El Gobierno insistió en que habrá "tolerancia cero" con el racismo en las fuerzas del orden y para combatirlo prometió una mejora en la formación inicial y continua de los agentes, que incluirá una "sensibilización contra la discriminación".

Cuando en las manifestaciones se denuncian controles arbitrarios de identidad contra personas de color, Castaner explicó que el pasado viernes envió una instrucción a todos los servicios para recordar el marco en que debe realizarse un control de identidad y evitar que esto sea usado como "excusa".

Se reforzará también el uso de cámaras móviles en los controles así como la necesidad de los agentes de llevar en un lugar visible su número de identificación policial, y se sancionarán cualquier comportamiento racista probado dentro de los cuerpos planteando incluso una "suspensión sistemática".

A modo de ejemplo, Castaner citó la suspensión de seis policías en Ruán (norte) por ser racistas con un compañero.

"Quiero tolerancia cero contra el racismo en las fuerzas del orden. Ningún racista puede llevar con dignidad el uniforme de policía", defendió el ministro.

Según el vespertino Le Monde, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha pedido al Gobierno que actúe con rapidez para hacer propuestas frente a las denuncias de racismo y violencia en la policía.

Castaner trató de moverse entre la defensa de las fuerzas del orden, evitando generalizaciones, y la firmeza hacia cualquier comportamiento racista en el seno de la institución.

No atajó sin embargo otros puntos polémicos como la técnica de inmovilización boca abajo, utilizada fatídicamente en varias detenciones, ni la independencia de la Inspección General de la Policía Nacional, encargada de investigar las denuncias internas, a la que los críticos acusan de parcialidad. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba