Casi cinco millones de europeos, entre ellos 320.850 españoles, obtuvieron hasta el pasado 31 de marzo los estatus migratorios de "asentado" o "preasentado" en el Reino Unido, que permiten quedarse en el país tras su salida en 2020 de la Unión Europea (UE), según las cifras difundidas hoy por el ministerio británico del Interior.

Según estos datos, hasta esa fecha y desde que se abrió preliminarmente en agosto de 2018 el proceso de trámites, se recibieron 5,3 millones de solicitudes, de las cuales un 6% son "repetidas"; es decir, que una misma persona hace dos, por ejemplo al cambiar del estatus provisional de preasentado al de asentado, que garantiza residencia indefinida con plenos derechos.

Un 90% de las solicitudes se hicieron en Inglaterra; un 5% en Escocia; un 2% en el País de Gales, y otro 2% en Irlanda del Norte. El punto del Reino Unido donde más solicitudes se han recibido es el barrio de Newham, en este de Londres, con 125.620, mientras que, por nacionalidades, los que lideran son los polacos, con 975.180.

Regularización hasta el próximo 30 de junio

Les siguen, en los primeros cinco puestos, los ciudadanos de Rumanía (918.270), Italia (500.550), Portugal (376.440) y España (320.850), que en conjunto representan un 58% del total, indican las estadísticas.

Al anunciar estos datos, el secretario de Estado británico de Futuras Fronteras e Inmigración, Kevin Foster, recordó que "se agota el tiempo", fijado hasta el próximo 30 de junio, para que los ciudadanos de la UE regularicen su situación migratoria.

"Una vez lo hagan, se unirán a los millones que ya se han asegurado por ley el estatus necesario para continuar viviendo y trabajando aquí", afirmó.