El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado una orden ministerial por la que a partir del próximo martes todos aquellos ciudadanos que viajen a España desde Francia por carretera o tren deben someterse a una PCR.

Hasta ahora, aquellos viajeros provenientes de países de riesgo que se desplazasen en avión o barco debían someterse a esta prueba, a una TMA u a otro tipo de prueba diagnóstica para SARS-CoV-2 basada
en técnicas moleculares equivalentes en las 72 horas previas a su llegada. A esta medida se suman ahora los trayectos por tierra. Únicamente los menores de seis años, transportistas u otros trabajadores transfronterizos y residentes en estas zonas quedan excluidos. Estos últimos siempre que no se alejen más de 30 kilómetros de su casa.

"Medida urgente y necesaria"

"Se trata de una medida urgente y necesaria especialmente ante la situación epidemiológica", recoge el BOE, para "evitar la transmisión del coronavirus y sus variantes en nuestro país".

Francia es uno de los países considerado por España zona de riesgo por su situación epidemiológica, que no ha dejado de empeorar en las últimas semanas. Cada día las autoridades informan sobre alrededor de 30.000 nuevas infecciones y la situación en los hospitales es extremadamente tensa en varias regiones. El número de nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en una semana es actualmente superior a 300. La clasificación como zona de alta incidencia se realiza a partir de un valor de incidencia de 200.