El rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Jalifa, emitió este domingo un decreto para abrir un consulado en El Aaiún, en el Sáhara Occidental, con lo que se convertirá en el tercer país árabe con representación consultar en este territorio en disputa entre Marruecos y el Frente Polisario. Por tanto, Baréin se suma así a Emiratos y Jordania, que también han anunciado que abrirán sendas delegaciones.

“El decreto real estipula el establecimiento de un consulado general bareiní en la ciudad marroquí de El Aaiún”, informó la agencia de noticias estatal del país del golfo Pérsico, BNA, según ha recogido la agencia Efe.

Este pequeño estado insular se suma así a Emiratos Árabes Unidos y Jordania, que en las últimas semanas se han convertido en los primeros países árabes en anunciar la apertura de sus respectivas representaciones en la considerada capital de la antigua colonia española.

Por ahora, el Gobierno de España, que sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, se ha limitado a recordar que "se ciñe" a los resoluciones de la ONU para la celebración de un referéndum de autodeterminación la población saharaui aguarda desde hace casi medio siglo, mientras la demora de estos comicios mantiene a los saharauis en un limbo legal, tal y como informó Vozpópuli.

De este modo, Baréin se suma a una serie de movimientos diplomáticos internacionales que han reforzado la postura de Marruecos en su conflicto frente al Frente Polisario, que reclama la independencia del Sáhara Occidental.

El reconocimiento de Trump

El más importante de ellos tuvo lugar el pasado jueves cuando el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump reconoció la soberanía marroquí sobre la antigua colonia española, al tiempo que anunciaba el establecimiento de relaciones entre Marruecos e Israel.

Además de Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, tres de los seis únicos países árabes que hasta ahora han reconocido a Israel, otros 15 países africanos han abierto consulados en las ciudades de El Aaiún y Dajla, también en el Sáhara Occidental, y Haití lo hará próximamente, según Rabat.