La libertad de prensa en España preocupa al Departamento de Estado de Estados Unidos. En su informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos a nivel global, la diplomacia estadounidense denuncia que, durante el año 2020, el Gobierno español cometió ciertos actos de "violencia y acoso" contra la libertad de expresión y de prensa.

El documento, además, pone nombres y apellidos a los "ataques verbales" de algunos miembros del Ejecutivo contra periodistas o medios de comunicación, según informa este martes ABC. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ya exvicepresidente Pablo Iglesias aparecen mencionados en el mismo.

Sobre el jefe del Ejecutivo, por ejemplo, se recoge que "el 1 de marzo, el presidente Pedro Sánchez acusó a los medios 'conservadores' de 'agitar la sociedad' cada vez que los conservadores pierden unas elecciones". "El mismo día, el vicepresidente segundo y secretario general del partido Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que la prensa crítica con el gobierno había 'ofendido la dignidad del periodismo'. También en marzo, Iglesias amenazó con enviar a prisión a un periodista por publicar información comprometedora sobre su partido, especialmente sobre su financiación", detalla el texto, según el citado medio.

El nombre de Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Unidas Podemos, también aparece en el texto. "En julio, tras los comentarios de Iglesias contra la prensa y un tuit del portavoz en el Congreso del partido Podemos, Pablo Echenique, atacando la profesionalidad de un presentador de televisión, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España condenó a Iglesias y Echenique por intentar 'coaccionar e intimidar' a los periodistas que ejercen libremente su profesión". Se refiere a los ataques de los dirigentes morados al presentador de Antena 3 Vicente Vallés.

Las principales amenazas a la libertad de prensa

Para la diplomacia estadounidense, las principales amenazas a la libertad de prensa provienen del Gobierno de coalición, del populismo de Podemos y Vox y del independentismo catalán.

Sobre Vox, se detalla una denuncia de Reporteros sin Fronteras que apunta que esta organización "culpó a los repetidos ataques contra los medios de comunicación por parte del partido Vox de provocar presiones verbales y físicas a los reporteros durante las protestas en todo el país de mayo contra las políticas gubernamentales por el Covid-19". Asimismo, destaca la preocupación de Reporteros Sin Fronteras por "el acoso digital de Vox a periodistas críticos y servicios de verificación de hechos" y critica el veto que este partido impuso a periodistas de algunos medios.

La tensión política en Cataluña tampoco pasa desapercibida. El Departamento de Estado apunta que el ejercicio del periodismo en esta comunidad se ha vuelto cada vez más complicado. "En febrero, la Federación Internacional de Periodistas advirtió en su informe anual relativo a 2019 del aumento de los casos de violencia contra el ejercicio del periodismo en Cataluña, afirmando que esta comunidad se ha convertido en 'territorio peligroso' para los periodistas", dice.

Corrupción

El único caso de corrupción que se menciona en el informe es el 'caso Neurona', relativo a la contratación por parte de Podemos de esta compañía vinculada a Juan Carlos Monedero para la campaña de las elecciones celebradas en 2019. "El 11 de agosto, un juez de Madrid acusó formalmente a miembros destacados del partido Podemos de supuesta malversación de fondos públicos y fraude relacionados con la financiación de las reformas de su sede y contratos de consultoría durante las campañas electorales de 2019".

El informe fue elaborado durante los últimos meses de 2020 por la Administración Trump y lo terminó al principio del presente año el Gobierno de Joe Biden.