Estados Unidos

Donald Trump reconoce su derrota electoral tras el asalto y ante la amenaza de su destitución

En un vídeo publicado en Twitter, el republicano asegura que "el Congreso ha certificado el resultado. Una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero"

Donald Trump reconoce su derrota electoral ante la amenaza de una destitución
Donald Trump reconoce su derrota electoral ante la amenaza de una destitución EFE

No es la primera vez que ocurre que Donald Trump asegura que permitirá el traspaso de poder, pero parece que esta será la definitiva. El republicano ha abandonado su férrea postura de acusaciones contra el sistema electoral de Estados Unidos para, finalmente, asumir su derrota y asegurar que este será su único mandato

El presidente saliente del país norteamericano perdió su cuenta de Twitter el pasado miércoles tras instigar los altercados en el Capitolio, pero al recuperarla de nuevo este jueves, anunció que el Congreso había ratificado los resultados de las elecciones del 3-N y que ahora se centrará en "asegurar una transición tranquila"

Esta era la cara que se esperaba que el magnate hubiese mostrado hace más de dos meses, cuando la jornada electoral dio la victoria al demócrata Joe Biden. Sin embargo, durante más de ocho semanas, Trump no ha cesado de acusar al sistema de corrupto y fraudulento

El aún presidente de Estados Unidos ha cargado duramente contra el sistema y ha lanzado demandas a diestro y siniestro para tratar de invalidar los resultados del 3 de noviembre. Demandas que ha comenzado a retirar.

Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas"

No solo eso, hace escasos días salió a la luz una conversación grabada en la que presionaba a la máxima autoridad electoral de Georgia, el secretario de Estado, Brad Raffensperger, para que invalidase la victoria de Biden

"Mira, lo que quiero es que busques los 11.780 votos", aseguró en la conversación a la que tuvo acceso 'The Washington Post'. Ante su negativa, le amenazó con presentar cargos criminales en su contra.

"Una transición de poder tranquila"

No obstante, parece que ahora Trump ha cambiado de opinión, y permitirá que el demócrata le coja el testigo de la Administración y la Casa Blanca. 

En un vídeo publicado en su cuenta de Twitter, el republicano asegura que "el Congreso ha certificado el resultado. Una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero".

"Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas", señala el mandatario.

"Este momento llama a la sanación y a la reconciliación", dice Trump, pero lo hace tan solo un día después de animar a miles de sus seguidores a que protestaran ante el Capitolio para intentar interferir en el proceso de ratificación del resultado electoral.

Unos ánimos que finalmente terminaron en una de las escenas más negras de la historia de Estados Unidos. Miles de fieles del republicano asaltaron el Congreso, invadieron las salas y algunos, ataviados con disfraces de toda índole, dejaron imágenes 'presidiendo' la institución. Un asalto que dejó cinco víctimas mortales.

"Un ataque atroz"

Ahora, el mandatario saliente ha condenado los hechos y se ha referido al asalto como un "atroz ataque", declarándose "indignado por la violencia, la ilegalidad y el caos".

"Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. A aquellos que se implicaron en actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país. Y a aquellos que rompieron la ley: pagarán por ello", ha defendido.

Piden su destitución

Eso sí, el mensaje a priori conciliador del magnate llega cuando los líderes demócratas piden encarecidamente su destitución y cuando varios miembros de su partido, incluso su vicepresidente, Mike Pence, se han desmarcado de su postura.  

"Insto al vicepresidente a que destituya de inmediato al presidente invocando la Enmienda 25. Si el vicepresidente y el Gabinete no lo hacen, el Congreso puede estar preparado para salir adelante con un juicio político", señaló la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi.

Nancy Pelosi
Nancy Pelosi EFE

Para invocar la citada enmienda, sería necesario que el vicepresidente y una mayoría del gabinete votase para destituir a Trump, alegando su incapacidad "para ejercer los poderes y deberes del cargo".

También desde el Partido Republicano

Además, tal y como ha informado 'The New York Times', varios miembros del gabinete de Trump habrían conversado sobre la posibilidad de invocar dicha enmienda, pero Pence se opone a iniciar ese proceso de destitución.

Mike Pence
Mike Pence EFE

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba