El primer ministro de Eslovaquia, Igor Matovic, ha presentado este martes su dimisión para cerrar una crisis política desencadenada por su decisión de comprar vacunas rusas contra el coronavirus sin consultar a sus socios de coalición. El terremoto político, que ha durado varias semanas y supuso la dimisión de seis ministros, se produce en medio de una grave situación sanitaria debido a la pandemia, con Eslovaquia entre los tres países de la Unión Europea con mayor mortalidad por la covid en las dos últimas semanas.

La presidenta del país, Zuzana Caputova, ha encargado al actual ministro de Finanzas, Eduard Heger, correligionario de Matovic en el partido populista Gente Corriente (OLaNo), la formación de un nuevo Gobierno, según retransmitió la cadena TA3.

"Ha sido el año más duro para Eslovaquia desde la Segunda Guerra Mundial, y lo he sobrevivido", ha valorado Matovic en una rueda de prensa su año al frente del Ejecutivo de Bratislava. Matovic pidió perdón por sus errores y auguró tiempos mejores para el país, cuyo Ejecutivo delega a su colega de partido, Heger.

Sin autorización de la UE

La renuncia de Matovic llega después de que los otros tres socios de coalición del tetrapartito de centroderecha criticaran que decidiese en solitario comprar dos millones de vacunas Sputnik V a Rusia sin consultarles.

La compra de vacunas rusas, cuyo uso todavía no está autorizado por la UE, también fue criticado por la presidenta Caputova, quien expresó que podría poner en entredicho la orientación exterior del país hacia la UE y la OTAN.

Los tres partidos críticos acordaron respaldar un nuevo Ejecutivo si Matovic dimite, aunque seguirá previsiblemente como ministro de Finanzas, la cartera que hasta ahora poseía Heger.

Heger presentará en pocos días a la jefa de Estado la lista de nuevos ministros, que en su gran mayoría serán los mismos que había antes de que estallara una crisis que llevó a la dimisión de seis miembros del Ejecutivo, entre ellos los de Exteriores, Justicia, Economía y Educación.

Hasta el momento del nombramiento del nuevo primer ministro, que se prevé tendrá lugar el 1 de abril, el actual Gobierno en funciones seguirá administrando el país, con Matovic todavía en funciones durante unos días.