La deuda pública en Francia alcanzó un récord histórico en el primer trimestre de 2021 cuando subió hasta el 118,2 % del producto interior bruto (PIB), el equivalente a 2,7 billones de euros, según cifró este viernes el Instituto Nacional de Estadística (Insee).

La deuda aumentó con fuerza entre enero y marzo, en parte "por la financiación de las medidas de apoyo ligadas a la crisis sanitaria y el plan de recuperación", según el Insee.

Tras una caída de 23.700 millones en el último trimestre de 2020, el aumento en el primer trimestre de 2021 fue de 89.000 millones de euros.

48.300 millones de euros en administraciones públicas

En concreto, la deuda de las administraciones públicas aumentó en 48.300 millones de euros en ese período.

La deuda de Maastricht, llamada así por los criterios del Tratado europeo que fijó el máximo de la deuda pública de un país al 60% del PIB para los países que eran admitidos en la eurozona, se encontraba antes de la crisis de la covid-19, en 2019, al 97,6 % del PIB.

El Gobierno francés anunció a finales de mayo que la deuda pública del país alcanzaría el 117,2 % a finales de 2021, frente al 115,1 % del año anterior.