Al menos 450 personas han sido detenidas en Cuba tras las manifestaciones que se produjeron el pasado domingo para protestar por la situación que sufre el país caribeño. En la lista, elaborada por la ONG Cubalex y consultada por Vozpópuli, también se encuentran periodistas y activistas contrarios al régimen que preside Miguel Díaz-Canel.

Cubalex, asociación sin ánimo de lucro dedicada a la defensa de los derechos humanos en el país caribeño, ha elaborado un listado que se encuentra constantemente actualizado, el cual recoge nombre, lugar y hora del arresto de cada una de las personas de las que se tiene constancia de su detención.

Para ello, la organización ha llevado a cabo diversas entrevistas con periodistas, activistas y víctimas de la situación en Cuba, y han extraído estos resultados, según ha informado el director de la División de las Américas de la ONG Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

HRW también ha denunciado que se desconoce el paradero de muchos de los arrestados. Además, buena parte de las personas que aparecen en la lista han sido arrestadas en sus domicilios o mientras circulaban por la vía pública.

Detenciones "arbitrarias" y desaparecidos en Cuba

"En muchos casos, el régimen ha detenido a activistas y periodistas reconocidos con el aparente propósito de impedir que participen en las manifestaciones o que informen sobre estas", ha detallado Vivanco. También se ha notificado la "detención de forma arbitraria" de personas de a pie que participan de forma pacífica en las protestas, así como transeúntes.

Por otro lado, HRW ha informado de la recepción de "denuncias creíbles" de golpes y abusos policiales a civiles tanto durante las detenciones como una vez ya bajo arresto, junto al estado de incomunicación de muchos de los apresados a quienes no se les permite ponerse en contacto con familiares o abogados.

HRW ha lamentado que se den este tipo de detenciones ilegales y abusos contra la ciudadanía en un país en el que el poder judicial "está subordinado al Ejecutivo"

"Muchas personas en Cuba aún no saben dónde se encuentran sus familiares detenidos. Muchas madres van de estación de Policía en estación de Policía preguntando por ellos", ha informado el director de la División para las Américas, quien además considera que "muchos cubanos han superado el miedo pero otros siguen atemorizados ante los enormes riesgos de sufrir abusos o represalias".

Finalmente, HRW ha lamentado que se den este tipo de detenciones ilegales y abusos contra la ciudadanía en un país en el que el poder judicial "está subordinado al Ejecutivo", donde "la prensa libre está prohibida" y la defensa de los Derechos Humanos "no es reconocida como una actividad legítima".

"Sin una presión internacional concertada e inteligente que obligue a Díaz-Canel a poner freno a los abusos y la censura, es probable que nunca conozcamos plenamente la represión que ha ocurrido estos días", ha zanjado Vivanco.