Los cubanos dicen basta. A la habitual escasez de alimentos y medicinas en la isla, se ha sumado la pandemia del coronavirus. La isla, muy dependiente del turismo, vive una crisis económica que no se recordaba desde los años 90. Los ciudadanos han vuelto a sufrir cortes de luz de hasta seis horas y acusan al Gobierno de mala gestión de la crisis sanitaria. Todos estos elementos han dado lugar a las mayores protestas antigubernamentales que se recuerdan desde 1994.

La periodista activista cubana Yoani Sánchez ha informado este lunes de que hay varios heridos y cientos de detenidos como consecuencia de las protestas en las que el domingo salieron a la calle miles de personas en las principales ciudades de Cuba, según recoge la agencia Europa Press.

"Se reportan varios heridos en las protestas que se extendieron por toda Cuba. En Camagüey los uniformados dispararon contra los manifestantes", ha afirmado Sánchez a través de su cuenta en Twitter.

"En La Habana hay cientos de detenidos y desde Alquízar nos reportan que están haciendo registros policiales y arrestos ahora mismo en la casa de los manifestantes", ha añadido la periodista, cofundadora del portal de noticias 14ymedio.com.

La ONG Amnistía Internacional también ha denunciado que algunos manifestantes han sido heridos por disparos de la policía. La organización también ha denunciado que se han producido detenciones arbitrarias, amenazas y ataques a periodistas, incluido un fotógrafo de Associated Press.

Acceso a internet

Los periodistas que utilizan las redes sociales para informar de lo que ocurre en Cuba han denunciado que el Gobierno está dificultando el acceso a internet. Uno de ellos es Abraham Jiménez Enoa, un periodista cubano y columnista en el diario Washington Post, que está informando sobre las protestas desde su cuenta de Twitter.

También Yoani Sánchez ha explicado que "el acceso a internet está prácticamente cortado en todas partes". "Publicar una letra es un suplicio, pero continuaremos reportando desde las páginas del diario @14ymedio", ha explicado.

Otras fuentes opositoras han informado de registros en viviendas en Artemisas y la presencia de fuerzas de seguridad en Camagüey, donde habrían resultado heridos dos jóvenes, uno "uno en una pierna y a otro en el estómago", ha explicado a 14ymedio.com la activista María Antonia Pachecho, presente en la protesta.

"Fueron tres tiros los que lanzaron a la población. No pudimos verificar que si fueron de goma las balas, pero lo que sí vimos fue que tiraron a darnos", ha asegurado Pacheco.

Intervención militar

Una petición dirigida al presidente estadounidense, Joe Biden, para una intervención militar en Cuba publicada en la plataforma Change.org por un cubano exiliado en Bélgica ha recopilado ya más de 51.000 firmas, según recoge Europa Press.

"Los cubanos libres del mundo pedimos sin equivoco una intervención militar por parte de los Estados Unidos y la OTAN para poner fin a la mafia castrista y liberar al pueblo cubano que vive sumido en el terror, la miseria, el hambre y la coacción. ¡Queremos una Cuba libre y prospera! Abajo el comunismo", reza la petición.

El responsable de la propuesta es Leo Juvier-Hendrickx, cubano residente en Bélgica y fundador de la asociación en defensa de los Derechos Humanos BelgoCuba.

La petición va dirigida a Biden, al Congreso de Estados Unidos, a la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de Naciones Unidas (ONU), al Parlamento Europeo (PE) y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y alega para ello razones humanitarias.

La petición destaca "la insostenibilidad de la situación política, económica y humanitaria que vive el pueblo cubano bajo el régimen castrista hace 62 años", "el reconocimiento de la comunidad internacional de que en Cuba impera una dictadura terrorista y genocida".

Ante esta situación, "el exilio no puede seguir viendo cómo nuestros hermanos en la isla mueren de hambre durante una situación de pandemia", a la que se suma "el incremento de la represión contra el pueblo cubano".

El domingo miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Cuba al grito de "¡Libertad!" y "¡Cuba y vida!". Por el momento no hay noticia de violencia.

Defender los derechos

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha defendido este lunes que no pidió "al pueblo enfrentar al pueblo", sino que les llamó a "defender sus derechos", en el marco de su petición al pueblo cubano para defender la "revolución" ante las protestas registradas en las principales ciudades de la isla.

En una comparecencia, recogida por la prensa oficial, el presidente ha incidido en que el Gobierno hizo un llamamiento "a defender su revolución, y el pueblo fue a debatir, a argumentar", pero "los manifestantes respondieron con violencia y el pueblo se defiende".

En este sentido, se ha preguntado "a quién le molesta" el "régimen" de Cuba, cuestionándose si es a Estados Unidos. "¿Por qué no ven las virtudes de un sistema que trabaja para todos y tiene resultados en esferas de la salud, educación, seguridad social, tranquilidad ciudadana?", ha continuado, antes de advertir de que, como resultado, "alientan maniobras que terminan en el vandalismo y eso hace cerrar más las filas, nos unen más, nos ponen más claro cuáles son las verdaderas intenciones".

"¿A quién le conviene lo sucedido?", ha agregado el mandatario, que ha apuntado al "sector conservador de la mafia 'miamense'", que "ha apoyado desde el punto de vista financiero las campañas que se han orquestado, y lo ha hecho para buscar un pretexto ahora que se maneja una revisión de la política de Estados Unidos respecto a Cuba".

Por otro lado, ha lamentado que esta situación ha tenido lugar "en medio de un complejo escenario de la pandemia, donde hay que extremar el aislamiento". "¿No es cruel, inhumano, genocida?", se ha preguntado, subrayando que "han tenido la respuesta que merecían".

Tras el llamamiento para "defender la revolución" ante las protestas, Díaz-Canel hizo referencia a "acciones de desestabilización política" contra Cuba obra de Estados Unidos y que se habrían intensificado particularmente durante la pandemia, con dos problemas específicos: el energético, que impacta directamente en el servicio eléctrico en los hogares, y el de los medicamentos, en un escenario en el cual han aumentado los enfermos y por tanto el consumo de medicinas.

Medios opositores como Martí Noticias, con sede en Miami, han informado de un "levantamiento popular" en el que "miles de cubanos se lanzaron a la calle" y publica vídeos de redes sociales de manifestaciones en el Malecón de La Habana, Santiago, Santa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Bayamo, Guantánamo, San José de las Lajas, Holguín, Cárdenas y también en puntos del exterior, como la Puerta del Sol de Madrid.