El Ministerio de Salud de India ha informado este jueves de 412.262 nuevos casos de coronavirus y 3.980 muertes más, lo que supone nuevos máximos en las cifras diarias de la pandemia en el país, que está inmerso en una crítica situación sanitaria.

Con los datos de la última jornada, India acumula ya 21.077.410 positivos confirmados desde que estalló la pandemia, que ha dejado en total 230.168 víctimas mortales, frente a 17.280.844 personas que han logrado recuperarse.

El nuevo récord de contagios y decesos se ha batido un día después de que el Gobierno alertase de que una tercera ola de la enfermedad era inevitable y tras dos semanas en las que la cifra diaria de nuevos casos se mantiene por encima de los 300.000.

En medio del incremento de casos, el estado de Karnakata se ha convertido en el segundo en romper el récord de 50.000 casos diarios al sumar esa cantidad en el último día, un trágico hito que solo había conseguido Maharashtra, el estado más afectado hasta el momento.

Precisamente, en este territorio se han anotado 57.640 nuevos positivos, una cifra que marca un incremento respecto a jornadas anteriores.

Sistema sanitario colapsado en India

Con el sistema sanitario colapsado por la falta de camas e insumos para atender a los afectados, el país continúa con su campaña de vacunación, que hasta el momento ha permitido la aplicación de 162.523.339 dosis, 1.955.733 en la última jornada.