China está decidida a acorralar al coronavirus con todos los recursos disponibles a su alcance. A las PCR masivas y los test rápidos se suma ahora un test de diagnóstico poco convencional: los test anales. Las autoridades del país asegura que el frotis en esta parte del cuerpo permite detectar con mayor precisión si una persona está contagiada, según ha informado el diario The Washignton Post. 

De momento solo serán utilizados para grupos específicos en cuarentena o para evaluar posibles altas. Además de ser más eficaces, varios profesionales que defienden los frotis anales señalan que algunos pacientes en recuperación dieron positivo en muestras tomadas en el tracto digestivo inferior tras haber dado negativo en las pruebas realizadas en nariz y garganta.  

La medida ha causado recelos entre la población y algunos sanitarios se han mostrado contrarios a la realización de estos test. Los sanitarios también se han mostrado contrarios a la realización de este tipo de test

Año Nuevo Lunar

El país celebrará el próximo mes el Año Nuevo Lugar, lo que supondrá un aumento de la movilidad. Con los contagios creciendo antes de las vacaciones, las autoridades han decidido aprobar las pruebas con hisopos anales. Las restricciones se han ampliados en las últimas semanas y han obligado a decenas de millones de personas a encerrarse en áreas con brotes aislados