Casi cuatro meses después del asalto al Capitolio por parte de seguidores del expresidente Donald Trump, la Policía ha cerrado los accesos al Congreso de Estados Unidos tras registrarse un tiroteo en la perímetro de seguridad ubicado al norte del complejo, según informa la CNN.

A través del sistema de megafonía, se ha pedido a todas las personas que se mantengan dentro del recinto y alejadas de las ventanas. Según la televisora norteamericana, varias ambulancias han llegado al edificio y un helicóptero sobrevolaba su perímetro.

Un portavoz de la Policía de Washington, Vito Maggiolo, ha confirmado que se está respondiendo a un tiroteo en la barricada norte del Capitolio y que al menos habría dos personas heridas.

La policía ha confirmado posteriormente que ha abierto fuego contra el ocupante de un vehículo que había embestido y atropellado a dos agentes, que han resultado heridos y han sido trasladados al hospital, en la barricada norte del recinto.

El ocupante del vehículo ha fallecido tras ser abatido por los agentes. También uno de los agentes heridos por el atropello.