El Capitolio de los Estados Unidos ha vuelto a ser cerrado debido a una "amenaza de seguridad externa". Por el momento no se permite la entrada ni la salida de las personas que se encontraban en el interior del complejo, según informa Reuters.

La seguridad del lugar, megáfono en mano, ha ordenado: "Amenaza de seguridad externa, no se permite la entrada o salida, manténgase alejado de las ventanas y puertas exteriores. Si está afuera, busque refugio".

Según informa el senador del Estado de Connecticut (EEUU), Chris Murphy, el incendio se podría haber producido tras arder las pertenencias de un sintecho, ubicado debajo del puente 695, próximo al Capitolio. Los hechos ocurren a dos días de que el presidente electo, Joe Biden, tome posesión de la presidencia de los Estados Unidos.