Internacional

La extrema derecha y la izquierda radical se unen en una campaña de desinformación contra la UE

Un informe detecta una campaña coordinada para erosionar al club comunitario con hasta 311 informaciones maliciosas compartidas por 65 plataformas de ideologías antagónicas, como la "derecha alternativa" en EEUU así como medios vinculados a Rusia e Irán y organizaciones de extrema izquierda en América Latina

Protestas antibrexit en Londres
Protestas antibrexit en Londres EFE

La crisis del coronavirus ha desatado una campaña de informaciones falsas y maliciosas contra la Unión Europea procedente de medios de comunicación y páginas webs extranjeras vinculadas a movimientos ideológicos antagónicos: desde la extrema derecha en Rusia, Estados Unidos, Canadá y Europa, a la izquierda chavista latinoamericana y televisiones financiadas por el Gobierno de Irán. 

Así lo refleja el informe Narrativas para romper Europa en la crisis del COVID-19, realizado por el profesor de la Universidad de Columbia (EEUU) Javier Lesaca, ha detectado entre marzo y mayo de 2020 un total de 65 fuentes y 311 contenidos digitales potencialmente maliciosos destinados a erosionar el club comunitario entre el 1 de marzp y el 31 de mayo, en plena pandemia de coronavirus

"Una de las conclusiones que más nos han sorprendido es que se trata de plataformas que están muy coordinadas a pesar de que ideológica y geográficamente están muy separadas entre sí", indica Lesaca en declaraciones a Vozpópuli. "Lo mismo encontramos en ellas al nacionalismo ruso, que a la derecha alternativa en Estados Unidos o a plataformas de América Latina que defienden al gobierno venezolano", añade. 

Fomentar que países como España o Italia abandonen la UE por la supuesta falta de solidaridad entre los socios europeos en la respuesta al coronavirus, exacerbar el presunto debilitamiento interno del club comunitario, destacar su ineficacia en la lucha contra la pandemia, y criticar la política exterior de la UE hacia Rusia, Irán o Venezuela, son algunos de los principales mensajes difundidos, según el informe.   

"Lo más complicado de estas campañas de desinformación es saber quién es el autor final y, aunque es complicado apuntar a gobiernos o entidades públicas concretas, sí es fácil identificar que de ella forman parte movimientos ideológicos que tienen el interés común de erosionar a la UE y a la democracia liberal que representa el proyecto comunitario", indica Lesaca. 

Contenidos maliciosos 

'Italianos queman banderas de la UE en respuesta a la covid-19', 'Merkel sobrevivirá al coronavirus pero la UE no', 'La covid-19 rompe la fachada de la UE' o 'El paquete de ayudas de la UE pone a Italia (y al sur de Europa) bajo asedio económico' son algunos ejemplos de titulares de los artículos generados por algunas de las plataformas y medios de comunicación analizados en el informe y que luego son compartidos, e incluso traducidos, por otras de las webs de ideologías y países muy diferentes analizadas en el estudio. 

El informe revela que plataformas digitales, ubicadas mayoritariamente fuera de la UE, con escasa trazabilidad y transparencia, no solo usan noticias falsas sino recursos de comunicación más sofisticados para potenciar cualquier vulnerabilidad o percepción que debilite geoestratégicamente los valores o intereses de la Unión Europea.

"No se trata propiamente de 'fake-news' sino de contenidos con apariencia de noticia para defender una narrativa que tiene por objetivo erosionar el proyecto comunitario como ejemplo de democracia liberal que funciona", explica el profesor de Columbia. "Por ejemplo la quema de banderas de la UE en Italia fue algo que ocurrió pero que fue secundado por una minoría muy pequeña, pero estas plataformas lo elevaron a nivel de noticia".

El pico de las informaciones maliciosas contra la UE analizadas en el informe se registró durante la tercera semana de abril, coincidiendo con el supuesto fracaso de los líderes comunitarios para alcanzar un acuerdo para el paquete económico con el que hacer frente a la pandemia. 

 ¿Quién está detrás?

De las 311 narrativas maliciosas contrarias a la UE analizadas en su informe, un 60% son generadas por fuentes originales, mientras que el 40% de las plataformas antieuropeas detectadas utilizan, comparten o redifunden contenidos generados originalmente por las fuentes originales. 

Prácticamente la mitad de estas plataformas altamente influyentes en la generación de contenidos tienen su origen en Rusia, según el informe. Se trata de Strategic Culture, Infobrics, Sputnik, RT y Journal.Neo, pero entre las seis cuyo contenido resulta más difundido están también la televisión iraní Hispan TV, el think tank estadounidense Gatestone Institute, vinculado a la derecha alternativa, o la plataforma digital canadiense Global Research, simpatizante con la ideología del nacionalismo ruso y las teorías de la conspiración.

También hay organizaciones de extrema izquierda y de extrema derecha en Europa y América Latina, como Contra la propaganda mediática, Vida Latinoamericana o Resumen Latinoamericano, que reproducen esos contenidos generados por las plataformas rusas, iraníes o estadounidenses. 

"En España, por ejemplo, hay ocasiones en que un mismo contenido lo comparten la web Kaos en la Red, vinculada a la ¡zquierda anticapitalista, y Democracia Nacional, vinculada a La Falange", pone como ejemplo Leseca, cuyo informe ha sido realizado dentro de los trabajos de la oficina parlamentaria de la vicepresidenta de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, Maite Pagazaurtundua.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba