El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha contestado este martes al expresident de la Generalitat y eurodiputado, Carles Puigdemont, que no cabe comparación entre la situación de los presos independentistas y la del opositor ruso Alexei Navalni.

En un debate en el Parlamento Europeo sobre la polémica visita de Borrell a Moscú, en la que las autoridades rusas atacaron a la UE haciendo un paralelismo entre ambos casos, el Alto Representante ha insistido en que mientras Navalni ha sufrido un intento de asesinato y pasa juicios "que le van condenando sin razón ni fundamento", Puigdemont y el resto de líderes hacen "libremente campaña en Cataluña".

"¿Creen que tiene algún sentido esta comparación? Es evidente que no la tiene, pero no quise enzarzarme en esa discusión", ha defendido Borrell ante la Eurocámara.

Según ha señalado, en la rueda de prensa en Moscú evitó contestar a las palabras del ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, porque "no venía a cuento". Aunque, no obstante ha reconocido que le hubiera gustado "entrar en un cuerpo a cuerpo" sobre este tema.

De esta forma ha contestado a Puigdemont, quien en una intervención previa ha pedido la dimisión de Borrell y ha dado la razón al ministro ruso que comparó el caso de Navalni con el de los presos del procés.

Es más, el expresident ha remarcado que las penas de cárcel contra los líderes del procés son más altas que las que afronta el opositor ruso. En este sentido, ha afeado a Borrell que la UE maneja "dobles raseros" y no se puede permitir "dar lecciones" de libertades.

El debate en el Parlamento Europeo sobre la deriva democrática en Rusia se ha convertido al final en un juicio a la figura de Borrell tras su viaje a Moscú, llegando una decena de eurodiputados a pedir su dimisión.

Los más críticos han sido principalmente miembros del grupo conservador, aliados de Puigdemont, y de la ultraderecha, así como algunos parlamentarios de Europa del este, especialmente dolidos con lo que consideran un "ridículo" de la UE en Moscú.

"¿Dónde están los cojones de la UE?", ha afirmado, en castellano, la nacionalista flamenca del N-VA, Assita Kanko, conocida en España por ser la diputada que dio la bienvenida a Puigdemont y Antoni Comín en la Eurocámara cuando se les reconoció la condición de parlamentarios.

"Riesgos"

Borrell, aseguró este martes que sabía antes de viajar a Moscú, la semana pasada, que el viaje iba acarrear "riesgos", tras las críticas recibidas por su visita.

"Esta visita acarreaba riesgos manifiestos que yo asumí. Asumí estos riesgos porque nosotros condenamos cómo se ha gestionado el asunto Navalni", dijo Borrell en un debate en el Parlamento Europeo sobre las relaciones entre la UE y Rusia.

Borrell ha recibido críticas por su viaje a Moscú desde las filas del Partido Popular Europeo y los Conservadores, que han calificado la visita de "inútil" y "contraproducente" e incluso un grupo de 81 eurodiputados ha pedido a la dimisión del alto representante.

Esta petición ha llegado en una carta que han remitido a la presidenta de la Comisión Europea, Usula Von der Leyen, en la que se su preocupación "por los hechos humillantes" en la visita de Borrell a Moscú, “que han dañado enormemente la reputación de la Unión Europea".