La Cámara de los Comunes lo ha vuelto a hacer. Este lunes ha vuelto a tumbar el plan del primer ministro británico, Boris Johnson, de convocar unas elecciones anticipadas para el próximo 15 de octubre. Es la segunda vez que los parlamentarios vetan la idea del líder tory, puesto que perdió la misma votación la pasada semana.

El jefe de Ejecutivo británico se enfrentaba este lunes a una votación importante para conocer si sus planes podrían o no salir adelante. Johnson ha prometido la salida de Reino Unido de la Unión Europea el próximo 31 de octubre -fecha fijada para la misma tras la aplicación del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea hace dos años-. Hizo esta promesa, asegurando que la cumpliría, ya fuese con un acuerdo o mediante un brexit duro. 

Si no podía cumplir con este cometido, Johnson aseguró que la mejor opción era la de celebrar unos comicios anticipados, que se celebrasen el próximo día 15 de octubre, a escasos días de la fecha fijada para el brexit. Las encuestas juegan a su favor y el líder tory consideraba que esta opción beneficiaría al Partido Conservador. 

Solo 293 apoyos

En esta ocasión, Johnson necesitaba el apoyo de dos tercios de los parlamentarios para poder convocar a la población a las urnas, pero finalmente, y como ya adelantó la oposición, no ha sido posible. Johnson se ha hecho con el respaldo de tan solo 293 de los 434 que precisaba.

Este era el último movimiento de la Cámara de los Lores antes de que se cumpla otra de las jugadas del premier. El jefe del Gobierno pidió que el Parlamento se cerrase hasta el próximo 14 de octubre, solicitud que obtuvo la aprobación de la reina Isabel II y que, como se preveía, ha cesado su actividad. 

Tras la votación, celebrada pasada la medianoche en el Reino Unido, el Parlamento prevé dar por concluido el actual periodo de sesiones y cerrará sus puertas hasta el 14 de octubre, tal como ha ordenado el primer ministro.