Bélgica decidió este viernes prolongar la prohibición de los viajes no esenciales fuera del país hasta el 18 de abril, mientras que a partir del lunes se podrán reunir al aire libre hasta diez personas y en mayo reabrirán los bares y restaurantes, cerrados desde octubre.

Las decisiones se tomaron este viernes durante un comité de concertación, que reúne a los Gobiernos federal y regionales del país.

Bélgica cerró sus fronteras para los viajes no esenciales en febrero y por el momento no ha eliminado esa restricción, a pesar de que la Comisión Europea había pedido sustituirla por medidas menos tajantes.

Sin embargo, el primer ministro belga, Alexander de Croo, aseguró durante la rueda de prensa posterior al comité que la medida se mantendrá hasta el 18 de abril y que se realizará una evaluación el 26 de marzo.

Para el mandatario, el cierre de las fronteras es "necesario para disminuir la velocidad de propagación del virus".

Viajes "esenciales"

Bélgica sí permite viajar con una serie de certificados y una declaración "sobre el honor", en caso de que el desplazamiento entre dentro de la lista de viajes "esenciales", como los de trabajo, de estudios o para cuidar a un familiar enfermo, entre otros.

Más allá de los desplazamientos, el comité de concertación acordó que desde el próximo lunes puedan reunirse al aire libre hasta diez personas, seis más que el máximo actual de cuatro.

Pese a la ampliación de las reuniones exteriores, seguirá siendo obligatorio llevar mascarilla y respetar la distancia de seguridad de un metro y medio.

Además, a partir de mayo la hostelería podrá reabrir, tras permanecer cerrada desde octubre.

Desde el próximo lunes, también podrán acudir hasta 50 personas a los funerales.

En la enseñanza superior, a partir del 15 de marzo habrá clases presenciales un día a la semana.

En abril, se permitirán eventos culturales al aire libre con un máximo de 50 personas y reabrirán los parques de atracciones y los mercados.

Tras las vacaciones escolares de Semana Santa, el 19 de abril, la enseñanza primaria y secundaria será presencial todos los días de la semana.

El primer ministro belga recalcó que ese calendario no es "automático", sino que tendrá en cuenta la evolución de la pandemia, sobre todo, de las hospitalizaciones. Asimismo, constató que la vacunación es "crucial".

Los contagios por coronavirus siguieron aumentando hoy en Bélgica, con una media de 2.359 casos diarios en la última semana, según los datos publicados por el instituto público Sciensano.

No obstante, la cifra supone solo un incremento del 2 % respecto a la semana anterior y en los últimos días el aumento de casos ha sido cada vez menor a medida que han ido pasando las jornadas.

"Este aumento parece haber terminado ya", dijo hoy el portavoz interfederal del centro de crisis belga, Yves Van Laethem, quien espera que el ritmo siga disminuyendo a lo largo del fin de semana y la semana que viene.

La incidencia acumulada de Bélgica es hoy de 284 casos por cada 100.000 habitantes.

Actualmente, hay 1.906 personas hospitalizadas -un 8 % más respecto a la semana anterior-, de las cuales 428 están en cuidados intensivos.