Un avión de Air France procedente de Chad fue aislado este jueves a su llegada al aeropuerto parisino Charles de Gaulle ante la sospecha de que pudiera haber una bomba a bordo.

La aerolínea indicó, en una declaración para la prensa, que después de una amenaza recibida de forma anónima durante el vuelo, el aparato fue escoltado por un caza del Ejército francés hasta que tomó suelo en la capital gala.

El vuelo AF865 aterrizó sin problemas a las 16.04 hora local (14.04 GMT). Sus pasajeros desembarcaron y el aparato está siendo analizado.

Air France precisó que tanto los pilotos como el personal de cabina están formados para afrontar este tipo de sucesos y recordó que su "prioridad absoluta" es la seguridad tanto de los viajeros como de sus trabajadores.

Célula de crisis

El Gobierno señaló en un comunicado que se ha abierto una célula interministerial de crisis a petición del primer ministro, Jean Castex.

Esa célula está presidida por el ministro del Interior, Gérald Darmanin, e integrada también por miembros de los Ministerios de Justicia, Exteriores o Transportes.