Un tribunal de la ciudad austriaca de Linz ha condenado este martes a un hombre por contagiar deliberadamente de coronavirus y agredir físicamente a su exmujer.

El portavoz de la Justicia de Austria, Walter Eichinger, ha indicado que el hombre ha sido condenado por tentativa de daños corporales graves ya que este no usaba mascarilla en casa y tosió repetidamente en dirección a su exesposa cuando vivían juntos.

Agresión física

Además, el condenado trató de echarla de casa, empujándola contra el marco de la puerta lo que le provocó a la mujer una lesión en el cuello. Al ser tratada de esta lesión, se confirmó que la mujer era positivo en covid-19, lo que el tribunal ha determinado como un delito más grave que la agresión física, de la que ha sido culpado por coacción y lesiones leves.

El hombre ha negado los cargos y ha dicho que su exmujer no le permitía entrar en casa después de que diera positivo en la prueba del coronavirus mientras que su la mujer ha dicho que el hombre se había negado a hacerse las pruebas a pesar de tener síntomas, y que sólo había acudido al médico después de que ella informara a las autoridades sobre su estado.