El Gobierno de Australia anunció este jueves un millonario paquete para impulsar al sector del turismo, que incluye la reducción a la mitad de unos 800.000 billetes aéreos domésticos a 13 destinos como Cairns, cerca de la Gran Barrera de Coral o Alice Spring, en el desierto rojo.

"Es nuestro billete a la recuperación", dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, al anunciar el paquete de ayuda de 1.200 millones AUD (928 millones USD o 778 millones EUR) para reflotar al sector turístico nacional duramente golpeado a raíz de la pandemia.

La propagación de la covid-19, que obligó al cierre de la frontera internacional desde en marzo de 2020 y duras restricciones de viaje dentro del propio país, deja aún pendiente por confirmar varios detalles del acuerdo entre autoridades y aerolíneas.

El Gobierno central tampoco ha explicado qué sucederá en el hipotético caso de que las regiones decidan aplicar un nuevo cierre de fronteras nacionales, como las ocurrida durante la pandemia, dado que los gobiernos regionales tienen jurisdicción sobre las fronteras internas.

El subsidio, que permite que los billetes se vendan a mitad de precio, se aplicará entre el 1 de abril hasta julio.

"Vamos a actuar en virtud del consejo (de los expertos) médico", comentó a la emisora ABC el ministro del Tesoro del estado australiano de Queensland, Cameron Dick, una de las jurisdicciones que cerró sus fronteras por la pandemia de la covid-19.

El subsidio, que permite que los billetes se vendan a mitad de precio, se aplicará entre el 1 de abril hasta julio, aunque su adquisición permitirá realizar estos vuelos domésticos hasta septiembre de este año.

Subsidios salariales y desempleo

El anuncio de este paquete de ayuda al turismo se da a pocos días de que el gobierno suspenda a finales de mes los subsidios salariales y reduzca las ayudas adicionales al desempleo.

Australia, cuya gestión contra la pandemia se sitúa entre las mejores del mundo, acumula desde el inicio de la pandemia unos 29.057 casos confirmados de covid-19, entre ellos 909 muertos y 117 casos activos