El Gobierno de Nueva Gales ha anunciado este miércoles que el confinamiento de la ciudad de Sídney se prolonga hasta "al menos" el 30 de julio debido a la situación del coronavirus en la región.

La primera ministra del estado, Gladys Berejiklian, ha dicho que ya que continúa la transmisión comunitaria de la enfermedad y siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias, ha decidido ampliar las restricciones durante dos semanas más.

Este miércoles se ha registrado un total de 97 nuevos casos y Berejiklian ha apuntado que, para levantar el bloqueo, el número de infectados debe ser "lo más cercano a cero posible".

Las órdenes estrictas de quedarse en casa se aplicarán a todos los residentes de la región de Gran Sídney, incluidas las Montañas Azules, la Costa Central y Wollongong.

Se han notificado 864 casos en la región desde que surgió un brote en la zona de Bondi Junction, en los suburbios del este de Sídney.

Todos los residentes deberán quedarse en casa excepto para comprar artículos esenciales, necesidades médicas, hacer ejercicio al aire libre en grupos de diez o menos o desempeñar trabajos o estudios considerados de importancia

Se han notificado 864 casos en la región desde que surgió un brote en la zona de Bondi Junction, en los suburbios del este de Sídney, a mediados de junio. Hasta este miércoles, 71 personas se encuentran hospitalizadas por la covid-19, 20 de ellos en cuidados intensivos.

Primera muerte por covid en Australia en 2021

El domingo, Australia informó de su primera muerte relacionada con la enfermedad en este año, una mujer de unos 90 años del suroeste de Sídney que se cree que no estaba vacunada. Otra persona ha muerto desde entonces.

Australia, con una población de unos 25 millones de personas, ha registrado más de 31.300 casos, incluidos 6.362 en Nueva Gales del Sur, y 912 muertes desde que comenzó la pandemia.