Al menos una persona ha muerto este lunes por la noche y cinco han resultado heridas de gravedad después de que un conductor arrollara "voluntariamente" con su coche a los clientes de una terraza de París.

Según informa la cadena francesa BFMTV y corroboran varias agencias, el conductor del automóvil, un BMV, habría estampado su coche de forma voluntaria contra la terraza del establecimiento Sept Sorts, una pizzería en Seine-et-Marne.

El conductor fue detenido poco después del acto y se desconocen todavía los motivos del atropello, que está siendo investigado por la gendarmería francesa.