Internacional

La 'apuesta' de Isabel II por un 'brexit' duro desata el caos en el Reino Unido

La Reina ha dado luz verde a la propuesta de Johnson de suspender la actividad del Parlamento en las fechas previas al 'brexit'. Con esta medida, el 'premier' británico quiere evitar que la oposición bloquee la salida de la UE

La decisión de Isabel II de suspender la actividad del Parlamento británico en los días previos a la fecha del brexit, planeado parael 31 de octubre, ha generado una grave crisis institucional en el Reino Unido. Lo ha hecho a petición del primer ministro, Boris Johnson, que no quiere que la oposición trunque en el último momento sus planes de llevar a cabo la salida del país de la Unión Europeaa toda costa.

Las sesiones parlamentarias se suspenderán entre el 9 y el12 de septiembre, hasta el 14 de octubre, cuando se llevará a cabo la ceremonia de apertura de la nueva legislatura, el llamado "Discurso de la Reina". La oposición en bloque, incluido un sector crítico de los conservadores, se ha manifestado en contra de la aprobación de este mecanismo, habitual en el Reino Unido tras la formación de un nuevo Ejecutivo, y ha calificado la medida de "antidemocrática".

Según ha informado EFE, los expertos consideran que la jefa de Estado estaba obligada a cumplir con el mandato del Ejecutivo. Asimismo, algunos creen que la decisión del primer ministro puede ser revertida en los tribunales.

Esta suspensión, que se prolongará por cinco semanas, es la más larga desde 1945, lo que incrementa la sensación de que Johnson quiere atar de pies y manos a la Cámara para conseguir ser el artífice de un brexit que ya se ha llevado por delante a los dos primeros ministros que le precedieron, David Cameron y Theresa May, quien dimitió el pasado mes de junio. 

Johnson esgrime una renegociación improbable

El primer ministro británico se ha manifestado en numerosas ocasiones a favor de renegociar el complejo acuerdo de salida firmado por todos los países de la UE. Sin embargo, Bruselas se ha mostrado en todo momento contraria a volver a abrir ese 'melón'. 

El Gobierno británico tiene el 17 de octubre marcado en rojo en el calendario. Ese día tendrá lugar la próxima reunión del Consejo Europeo, donde el premier insistirá en volver a la mesa de negociación como única alternativa al brexit sin acuerdo. Johnson buscará entonces firmar un nuevo documento que elimine la salvaguarda irlandesa y que tenga opciones de ser ratificado por el Parlamento, que ya ha tumbado el actual acuerdo en tres ocasiones y que para entonces ya volverá a estar operativo.  

De esta manera, el brexit duro es hoy la opción más probable. Los dos principales mecanismos de los que dispone la oposición para desbaratarlo son una hipotética moción de censura a Johnson, que podría contar con el apoyo del sector crítico del partido conservador, y el trámite de una ley que no permita la salida del bloque sin acuerdo. Pero esta última opción se torna, a partir de hoy, un poco más complicada.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba