La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha manifestado públicamente su solidaridad y la de la propia entidad financiera con las protestas raciales que desde hace una semana están produciéndose en Estados Unidos por el homicidio del ciudadano afroamericano George Floyd a causa de una brutalidad policial. 

Botín ha expresado en Twitter su dolor por el homicidio: "Es difícil ver el video de George Floyd bajo custodia", ha lamentado la presidenta del grupo español, que recurre a una cita de Ta-Nehisi Coates: "Debemos ser ciudadanos conscientes de este mundo terrible y hermoso".

La presidenta del Santander ha recalcado que la entidad financiera está "orgullosa de la diversidad de sus empleados y de las comunidades" para las que esta compañía es considerada como "su banco".

Ana Botín ha reconocido y respaldado las declaraciones del CEO del Grupo Santander en EEUU, Tim Wennes, que ha reconocido "el dolor, la ira y la ansiedad que sienten muchos de nuestros amigos, familiares, clientes y colegas".

En ese sentido, la presidenta del Santander ha pedido "que esta conciencia se convierta en solidaridad y acción" para hacer del banco español "un mejor lugar para trabajar" de las sociedades "un lugar de curación".