Internacional Un terremoto en la frontera de Colombia con Ecuador deja al menos 525 muertos

El terremoto de 7,8 en la escala de Richter se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas, que también ha sentido el impacto de las réplicas.

Al menos 525 personas murieron como consecuencia del terremoto de 7,8 grados en la escala abierta de Richter que azotó el sábado el norte de la región costera de Ecuador, y que también causó múltiples daños materiales que aún se evalúan. La cifra sigue en aumento a medida que pasan las horas, ya que muchas personas siguen atrapadas debajo de montañas de escombros.

Los esfuerzos se centran en la búsqueda y rescate de supervivientes dos días después de que el seísmo, calificado por el Gobierno como la mayor catástrofe ocurrida en el país desde hace 67 años, sacudiera la costa norte de Ecuador.

Un total de 364 réplicas se han registrado hasta el momento tras el terremoto de 7,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que sacudió el sábado la zona tropical del norte de Ecuador, según el director del Instituto Geofísico, Mario Ruiz. Éste recalcó que "lo importante es que las réplicas van disminuyendo", y comentó que podrían registrarse durante unas dos semanas más. Desde anoche, precisó, se han registrado cuarenta réplicas que oscilan entre 3,5 y 5,6 grados Richter y comentó que en estos cómputos no se incluyen las réplicas menores. "Después de un sismo como estos, es normal que durante varias semanas se tengan réplicas", dijo, al advertir que se las debe tomar muy en cuenta debido a la fragilidad en la que han podido quedar algunas construcciones tras el fuerte movimiento principal.

Glas indicó que se han registrado 189 replicas de diversa intensidad del terremoto

El vicepresidente agradeció la ayuda internacional ofrecida - entre ella, la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - y que ha comenzado a llegar, y pidió a la población no arriesgar su vida por tratar de rescatar enseres de los escombros. Insistió en que la "prioridad" es el rescate y la atención a la ciudadanía. "Luego, con mucha fuerza y con profunda unidad vendrá la reconstrucción", dijo. 

Durante uno de sus recorridos por las zonas afectadas, Glas calificó este domingo de "catástrofe" lo ocurrido en ciertas zonas de la costa ecuatoriana. "Es una tragedia que la estamos enfrentando, ya llega más fuerza pública, vituallas, agua, seguridad; estamos tratando de restablecer el servicio público de electricidad en algunas partes de la ciudad. Estamos en una situación de catástrofe en algunas partes de Portoviejo, en algunas partes de Manta", dijo Glas a la televisión Teleamazonas. Pidió unidad, fuerza y fe a los ecuatorianos y, a nombre del presidente de Ecuador, Rafael Correa, se solidarizó con las familias de las víctimas del terremoto. El gobernante está de regreso desde Europa tras participar en un foro para conmemorar la publicación de la encíclica del papa Juan Pablo II "Centesimus Annus" y se prevé que llegue en la tarde a la ciudad de Manta, una de las más afectadas por el terremoto.

Colombia, Perú y Chile

El Instituto Geológico no ha descartado que este comportamiento de permanentes réplicas pueda continuar por horas o días. Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional. Glas insistió en que todas las instituciones están en "máxima alerta" para atender la situación y que ha dispuesto el envío de un hospital móvil a Pedernales, en la zona del epicentro.

El movimiento telúrico, con capacidad de generar un tsunami, activó la alerta de esa posibilidad en los países vecinos como Colombia, Perú y Chile, que poco después cancelaron la advertencia. Por su intensidad se sintió en Colombia, y en el caso de Cali llegó a producir cortes de electricidad y agrietamientos en construcciones, sin casos graves. El Gobierno colombiano, además, anunció la activación de un plan de contingencia para atender a sus ciudadanos en Ecuador.

En España residen alrededor de 450.000 ecuatorianos, muchos con doble nacionalidad, y decenas de familias han contactado ya con la Embajada desde preocupados por sus seres queridos, aunque aún es pronto para conocer los nombres de las víctimas. Mientras, ONGs, el Gobierno español y varios ayuntamientos han ofrecido a Ecuador ayuda humanitaria y equipos de rescate que se irán concretando en las próximas horas.

ecuador habilita el 900 935 930

La Cancillería de Ecuador ha habilitado el teléfono gratuito 900 935 930 para que los ciudadanos con familiares en Ecuador se informen sobre su paradero o su estado de salud tras el terremoto que esta madrugada ha azotado el noroeste del país y ha dejado al menos 350 muertos.

El ministro de la Embajada de Ecuador en España, Juan Carlos Apunte, ha explicado a Efe que en este teléfono de atención ciudadana se explicará a los interesados las últimas noticias sobre los afectados por el seísmo, que también se irán actualizando en la página www.cancilleria.gob.ec, donde se puede consultar la información o contactar a través de chat o llamaba web.

Los datos de fallecidos, según ha informado la Embajada, se irán publicando en internet a medida que se vayan identificando los cadáveres, una labor que estará coordinada por la Secretaría Nacional de Riesgos de Ecuador.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba