Internacional

¿Gran coalición en Grecia? El líder de Nueva Democracia cree necesaria la presencia de Tsipras en el Gobierno

El líder de la formación conservadora tendió la mano al líder de Syriza para un Gobierno de coalición, una medida sobre la que Tsipras evita pronunciarse y se limita a señalar que el Gobierno "lo elige el pueblo".

El líder de Syriza, Alexis Tsipras.
El líder de Syriza, Alexis Tsipras. EFE

La falta de un vencedor claro en las encuestas griegas ha llevado al líder de los conservadores helenos, Vagelis Meimarakis, a proponer una gran coalición con Syriza, algo que hace tan solo unos meses resultaba una idea inconcedible en el panorama político heleno. Meimarakis considera que una gran coalición de partidos puede dar a Grecia ahora mismo la estabilidad política que necesita para recuperar la confianza perdida, aplicar el rescate y volver al crecimiento económico. "Formaré un equipo nacional de negociación. Sé que a (Alexis) Tsipras no le gustará participar en él pues quedará segundo, pero su presencia será necesaria pues necesitamos a la gente que negoció este memorando porque ellos saben lo que han negociado, y mejoraremos lo que se pueda", dijo este sábado Meimarakis en la Feria de Salónica, al presentar su prioridades para el caso de ganar las elecciones anticipadas del próximo día 20.

El líder de Nueva Democracia apostó por un "pacto social y de recuperación económica", cuyo objetivo deberá ser establecer un entorno "fértil" para las inversiones y la creación de empleo. "Nuestro plan incluye importantes cambios encaminados a atraer inversiones y a apoyar la iniciativa empresarial", dijo Meimarakis, quien mencionó los 35.000 millones del denominado plan Juncker como uno de los pilares clave para apuntalar la estrategia de crecimiento. El líder conservador aseguró que el objetivo primordial de Nueva Democracia es reducir las desigualdades sociales y promover la cohesión social, por lo que se comprometió a aprobar medidas dirigidas a apoyar a los económicamente desfavorecidos, como el aumento de la renta mínima o programas de apoyo a los jóvenes emprendedores.

"Sé que a Tsipras no le gustará participar en él pues quedará segundo, pero su presencia será necesaria", explicó el líder conservador

Meimarakis se refirió a la necesidad de estabilizar las finanzas públicas y solucionar definitivamente al problema de la sostenibilidad de la deuda, como una de las prioridades clave. Un Gobierno liderado por Nueva Democracia pondrá especial énfasis en apuntalar los sectores mas productivos del país, como el turismo, la agricultura y el sector naval, dijo. El líder de los conservadores, que asumió la riendas del partido provisionalmente en julio tras la dimisión de Andonis Samarás no escatimo en críticas a los siete meses de Gobierno del izquierdista Alexis Tsipras, a quien acusó de haber emprendido "experimentos peligrosos" y de haber tomado decisiones que "fueron la una peor que la otra".

Pese a ello, le ofreció nuevamente formar una coalición, incluso para el caso de que su partido salga como primera fuerza. Aunque Meimarakis proviene de las filas más conservadoras de Nueva Democracia, desde hace años y sobre todo desde que en la antepasada legislatura asumió la presidencia del Parlamento heleno, adoptó un discurso centrista, que le ha llevado repetidamente a tender puentes a Tsipras y a apoyarlo en todas las leyes relacionadas con el rescate. En los actos de campaña por todo el país, el líder de Syriza evita pronunciarse sobre la coalición y se limita a señalar que el Gobierno "lo elige el pueblo".

Tsipras, que al comienzo de la breve campaña había descartado categóricamente toda coalición que no fuera con su anterior socio, ha modificado su discurso a la vista de que las encuestas ven a los Griegos Independientes fuera del arco parlamentario y no otorgan a Syriza una clara ventaja, lo que sí ocurría hasta hace pocas semanas. En una rueda de prensa esta semana, en cambio, no excluyó la posibilidad de tener que coaligar con otros partidos, aunque sí, como insiste, con las fuerzas que "representan el pasado". En esta breve campaña de tres semanas, la popularidad de Meimarakis se ha disparado hasta el punto de superar a Tsipras en los sondeos. Como partido, Nueva Democracia sigue ligeramente por detrás de Syriza, aunque con una diferencia marginal.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba