Internacional

Si Trump es tan malo, ¿por qué muchos estadounidenses confían todavía más en él?

Siete de cada diez estadounidenses ven la economía en "buena forma", la mayor cifra desde enero de 2001, al final del segundo mandato de Bill Clinton

El presidente de EEUU, Donald Trump
El presidente de EEUU, Donald Trump EFE

Que ningún presidente de EEUU ha sido tan 'impopular' al cabo de su primer año de mandato como Donald Trump es buena parte pero no toda la historia que refleja el sondeo de Gallup de esta semana. La otra es que en torno a la mitad de la mayor potencia capitalista sigue confiando en el hombre de los escándalos mediáticos a la hora de 'la verdad' o, lo que es lo mismo, gestionar su economía.

"Competitivo, intenso, realza el éxito, entusiasta", son cuatro de las cualidades que ven en Trump quienes le votaron hace un año y dos meses, según otro sondeo de la misma Gallup. Muchos en el país de los empresas siguen viendo en Trump lo que quisieran ser: un 'exitoso' hombre de negocios. Y lo cierto es que a su ahora mayor 'empresa', los Estados Unidos de América, le va mejor en lo que a muchos realmente importa: su propio dinero y empleo.

Tanto es así que siete de cada diez estadounidenses ven la economía en "buena forma", la mayor cifra desde enero de 2001 (culminaba la segunda administración de Bill Clinton), según lo refleja una encuesta de este sábado de la CNN que advierte una mejora de doce puntos en la percepción de la economía desde que Trump llegó al Despacho Oval.

El en principio 'coyuntural' cierre del Gobierno por la falta de acuerdo con los demócratas no oculta que la bolsa rompe recórds con el Dow Jones superando los 25.000 puntos por primera vez en su historia, la tasa de empleo es la más baja en 17 años y la prometida reforma fiscal de Trump es ya una realidad que ha reducido el impuesto de sociedades a su nivel más bajo desde 1939 a cambio de que las empresas favorezcan la producción nacional. "Lluvia de cientos de millones para los trabajadores gracias a la reforma de Trump", titula La Vanguardia un artículo que recoge los bonificaciones a los empleados que han otorgado empresas como Apple, Walk-Mart, Wells Fargo y otras grandes empresas así como también pequeñas y medianas.

El 89% de los en campaña divididos republicanos cree que el presidente está superando las expectativas o, al menos, no está decepcionando

Así las cosas, y más allá de cuanto pueda durar el 'Trump boom' en lo económico, cuesta creer que los últimos escándalos como el de llamar presuntamente "agujeros de mierda" a Haití y El Salvador y haber 'engañado' a su mujer con una actriz porno puedan realmente hacer mella en el presidente. Cosas tan malas ha superado ya. Que se le escuchara decir en un vídeo filtrado a la prensa que "cojo a las mujeres por el coño" no fue impedimento en su día para que ganara las elecciones presidenciales. Tampoco lo fue la promesa de poner un muro contra México pese a que su cruzada contra los inmigrantes tenga mucho de infundada.

Por increíble que parezca, Trump no solo resiste sino que quizá esté yendo a más. Un año y dos meses después, según Gallup y Pew Research, el 89% de los en campaña divididos republicanos cree que el presidente está superando las expectativas o, al menos, no está decepcionando, y la gran mayoría de ellos están "muy confiados" en que Trump "sepa manejar los asuntos económicos, la inmigración y las armas nucleares", algo que no debería sorprender si se tiene cuenta que el magnate es, al fin y al cabo, uno de los pocos presidentes que está cumpliendo 'sus' promesas electorales, de esas que 'importan', como la ya materializada y 'nacionalista' reforma fiscal y sus vetos migratorios. La última vez que los republicanos habían estado tan contentos con la dirección del país fue en 2007, con Bush en la presidencia.

Aunque sea cada vez más impopular en Europa, lo cierto es que el eslógan "América primero" representa el sentir de un electorado que fue suficiente para gobernar EUA dentro del cual, tal y como reflejó PEW Research durante la campaña electoral, el 80% prefiere a Trump "por sus ideas sobre la economía" en un mundo que, para muchos de ellos, "es peor que el de hace 50 años". Y todo ello lo está canalizando el presidente ya en el poder al desentenderse del cambio climático y la globalización, favoreciendo el uso de armas, anunciando que quiere volver a la Luna y retomar decididamente la conquista del espacio, y, sobre todo, tomando medidas que empatizan con la que es la principal línea roja de quienes representa. Ya lo dijo Bill Clinton, otro, para muchos, exitosamente asesorado presidente al que los escándalos sexuales en el Despacho Oval no le hicieron demasiada mella en la imagen pública estadounidense: "Es la economía, estúpido".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba