Internacional

La Policía no encuentra indicios que asocien al autor del tiroteo con el Estado Islámico

Las autoridades han confirmado que el único tirador era un joven alemán de origen iraní que se suicidó tras la matanza y apuntan a un "acto de locura" tras descartar cualquier vinculación con el Estado Islámico o los refugiados. Según las primeras investigaciones el joven había padecido algún tipo de transtorno depresivo.

Flores en el lugar del atentado de Munich, este sábado.
Flores en el lugar del atentado de Munich, este sábado. EFE

La policía alemana no ha encontrado ningún indicio que relacione con el Estado Islámico al responsable del tiroteo que este viernes ha costado la vida a nueve personas, además del agresor,en un centro comercial de Múnich (sur de Alemania), y vincula los hechos a un "acto de locura".

El jefe de la Policía muniquesa, Hubertus Andrä, ha señalado este sábado en rueda de prensa que sus agentes no han "encontrado nada que haga pensar que el atacante tuviera que ver algo con EI" pero en cambio sí han encontrado "material que mostraba interés por casos de matanzas generadas por ataques de locura".

El joven, cuya identidad no ha trascendido, se habría quitado la vida disparándose en la cabeza, aunque aún tenía munición para realizar 300 disparos más.

Éste es el video del que puede ser el segundo tiroteo. Mucha frialdad. #Munich#Münchenpic.twitter.com/WrLN1UtJcf — R U B É N (@RubenDarioCeres) 22 de julio de 2016

La policía ha confirmado que seis de los nueve fallecidos son menores de edad y también ha aumentado el número de heridos a 27, de los cuales diez están graves. Pese que inicialmente señalaron que había al menos tres terroristas, las autoridades confirmaron durante la madrugada que se trataba de un solo atacante, un joven de 18 años con doble nacionalidad alemana-iraní que "habría vivido largo tiempo en Múnich". El cuerpo del joven fue hallado en una calle aledaña del centro comercial, con signos claros de suicidio, junto al arma utilizada en el ataque, una pistola de calibre 9 milímetros con el número de serie borrado, por lo que se duda de su legalidad. El portador, además, no tenía permiso de armas, según los primeros datos.

Al parecer, en el registro de su habitación los agentes hallaron recortes de periódicos sobre operaciones policiales y un libro titulado Amok, porque matan los estudiantes. La Policía también ha apuntado a la posible influencia sobre el joven de Anders Behring Breivik, el noruego que hace justo cinco años asesinó a 77 personas: "Cuando alguien se interesa de forma tan intensa por ataques masivos y de locura seguro que Breivik también ha desempeñado un papel" ha señalado Andrä. Las autoridades también han informado que investigan si el joven pirateó una página de Facebook para invitar a conocidos a la hamburguesería en la que comenzó a disparar, tal y como apuntan diversos medios alemanes.

La ciudad trata ahora de recuperar la normalidad tras el horror y nerviosismo de las últimas horas, "fue un sólo atacante y está muerto. Ya no genera ningún peligro y eso es ahora lo más importante para nosotros", ha señalado Andrä este sábado.

Merkel ha anunciado que averiguarán los motivos que llevaron a un joven a realizar el ataque

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha garantizado que el Estado y la policía seguirán haciendo todo lo posible para proteger "la seguridad y la libertad de todas las personas". Merkel ha asegurado que se averiguarán exactamente los motivos que llevaron a un joven a matar ayer a nueve personas en Múnich, y también la radicalización islamista del refugiado que el lunes atacó con un hacha a los pasajeros de un tren.

La canciller también también ha tenido palabras de consuelo para las familias que hoy se sienten "vacías y sin sentido" tras la muerte de seres queridos en el tiroteo. "Compartimos vuestro dolor, pensamos en vosotros y sufrimos con vosotros", ha señalado Merkel antes de desear que los heridos puedan recuperarse rápido y, sobre todo, completamente.

Un vídeo difundido en la red muestra a una persona que tras salir de una hamburguesería dispara su arma. El tiroteo comenzó alrededor de las 17.50 en un restaurante de comida rápida próximo al centro comercial Olympia y según varios testigos el autor del ataque habría gritado "soy alemán".

Las autoridades bávaras activaron la alarma antiterrorista para disponer así de todos los efectivos posibles de las diferentes fuerzas de seguridad, medida que fue desactivada a las 2.00 horas del sábado. Por su parte, el ministro alemán de la Cancillería, Peter Altmaier, había hecho hincapié en que se investigaba en todas direcciones, sin descartar ni un ataque ultraderechista ni un atentado yihadista, pese a no existir indicios en esa dirección.

Poco después del tiroteo, un portavoz policial había indicado asimismo que éste se había abordado como un atentado terrorista porque los testigos informaron de que el ataque había sido perpetrado por tres personas con armas largas. Andrä indicó finalmente, una vez esclarecida la situación, que se investigó a dos personas que habían huido a toda velocidad en un automóvil de la hamburguesería donde comenzó el ataque, pero que luego se comprobó que no tenían nada que ver con éste.

La Policía de Múnich afirmó que por el momento no hay "indicios de un atentado islamista"

Los vídeos grabados por las personas que estaban dentro del centro comercial muestran escenas de pánico, con gente gritando y corriendo para ponerse a cubierto. A través de Twitter, la policía, que colgó sus mensajes en alemán, inglés, francés y turco, apremió reiteradamente y durante horas a los ciudadanos a que abandonaran los espacios públicos de Múnich y no salieran de casa. Asimismo reclamó no difundir en internet fotos ni vídeos de los operativos policiales y pidió que todas las imágenes fueran colgadas en una página web oficial para ayudar a los investigadores.

El servicio de metro quedó suspendido de inmediato tras el ataque, lo mismo que el resto de transportes públicos, y el servicio no se reanudó hasta que se desactivó la alarma. Según explicó Andrä, lo prioritario era garantizar la seguridad mientras reinaba la confusión y llegaban a la policía diversas alertas de otros tiroteos e incluso tomas de rehenes en la ciudad, todas falsas. Para facilitar el operativo policial se pidió asimismo a los automovilistas que abandonasen las autopistas en dirección a Múnich, la estación central de ferrocarril quedó evacuada y se suspendió el tráfico ferroviario hacia ella.

La policía muniquesa ha establecido un número de teléfono (0800 7766350) para atender las llamadas de los familiares de posibles víctimas o personas desaparecidos tras el tiroteo, mientras que el primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, y el ministro del Interior, Joachim Herrmann, han programado una reunión de crisis en la Cancillería del Estado en Munich.

Testigos citados por la prensa local narraron que un hombre armado abrió fuego y comenzó a correr por el centro comercial, pero de momento se desconocen los motivos. Biri, una española desalojada del centro comercial de Múnich, ha explicado al canal 24 horas de TVE que de pronto "la gente empezó a correr" y a gritar "terrorista", mientras que otros corrían sin cesar para huir de los disparos. 

El país está en alerta desde el lunes, cuando un refugiado afgano de 17 años atacó con un hacha un tren en Baviera, un atentado reivindicado por el Estado Islámico, siendo éste el primero en suelo alemán realizado por la organización yihadista.

Algunos usuarios han utilizado las redes sociales para informar sobre lo que estaba sucediendo en el centro comercial:

El Gobierno alemán convoca un gabinete de crisis

El Gobierno federal alemán ha convocado una reunión de emergencia para analizar el tiroteo ocurrido este viernes por la tarde en Múnich, aunque la canciller, Angela Merkel, no habría acudido físicamente a este primer encuentro celebrado en Berlín. El Ejecutivo central se ha puesto en contacto ya con todas las autoridades competentes para analizar los sucesos en marcha en la capital bávara. El ministro del Interior, Thomas de Maiziere, volaba fuera de Alemania para iniciar sus vacaciones, pero ha decidido regresar al país, según la agencia DPA.

El Ministerio de Exteriores alemán ha difundido en Twitter un mensaje en el que ha expresado su apoyo a las víctimas del tiroteo y a sus familias, así como a los "valientes" efectivos, policiales y sanitarios, que trabajan en el amplio operativo desplegado en Múnich. La Policía, por su parte, ha habilitado varios números de teléfono para facilitar información a los familiares de personas afectadas por el suceso o esclarecer el paradero de posibles desaparecidos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba