Internacional

Greta Thunberg: ¿cómo se transforma a una adolescente en icono ecologista en un año?

El activismo de la joven por la lucha contra el cambio climático da la vuelta al mundo y genera críticas por su instrumentalización y alabanzas por lograr colocar en la agenda la problemática

Greta Thunberg (i) escucha a un orador mientras ella y otros 15 niños de todo el mundo presentan una queja oficial sobre la crisis climática.
Greta Thunberg (i) escucha a un orador mientras ella y otros 15 niños de todo el mundo presentan una queja oficial sobre la crisis climática. EFE/Justin Lane

Greta Thunberg se ha convertido en un auténtico icono mediático en apenas un año. La adolescente sueca de 16 años encarna el movimiento contra el cambio climático y ha logrado granjearse tantos simpatizantes como detractores con su activismo ecologista. "Ustedes me han robado mis sueños y mi niñez con sus palabras vacías", les espetó el lunes a los líderes mundiales reunidos en la Cumbre de Acción Climática de la ONU en Nueva York

La joven sueca ha puesto voz a una reivindicación que lleva décadas en el candelero: que los dirigentes mundiales acuerden medidas para frenar el calentamiento global. ¿Pero, qué hay detrás del fenómeno Thunberg? ¿Cómo se ha logrado colocar en la agenda algo por lo que llevan décadas peleando las organizaciones ecologistas? 

"Como habrán notado, los haters (odiadores) están más activos que nunca: me persiguen, critican mi aspecto, mi ropa, mi comportamiento y mis diferencias. Se les ocurren todas las mentiras imaginables y teorías de la conspiración", se defiende ella a través de Twitter.

Pero una investigación del diario británico The Times asegura que tras su fulgurante ascenso habría empresas con intereses en la promoción de las energías alternativas y un experto de las relaciones públicas -Ingmar Rentzhog- impulsor de la plataforma We Don’t Have Time (No tenemos tiempo), encargada de dar repercusión a las acciones de Thunberg a través de redes sociales. También es miembro del think tank (laboratorio de ideas) Global Challenge, en el que participan líderes de lobbies, ejecutivos de empresas energéticas y algunos políticos suecos. 

A pesar de que al principio lo negó, Rentzhogterminó admitiendo que conoció a la madre de Greta -Malena Ernman- meses antes de lo que comenzó como una protesta frente al Parlamento de Estocolmo y terminó convirtiéndose en un fenómeno viral que ha desembocado en el movimiento reivindicativo 'Fridays for future', con huelgas estudiantiles por todo el planeta

¿Instrumentalización?

Pero el principal punto de controversia es la posible instrumentalización de la adolescente. Aunque sus defensores rebaten que si es posible que los niños y adolescentes participen en programas televisivos o se conviertan en deportistas de élite, no hay nada que les impida ser activistas contra un problema que afectará a las generaciones futuras. 

A pesar de todo, la joven experimenta ahora una sobreexposición mediática difícil de gestionar -ya tiene hasta un documental inspirado en ella-, se ha entrevistado con el Papa Francisco y el presidente estadounidense Donald Trump se ha burlado de ella a través de Twitter.

De momento, quien hace las veces de jefe de prensa de la adolescente es Daniel Donner, con puesto en la oficia de la European Climate foundation (Bruselas), mientras que su padre ha dejado su carrera como actor y productor para convertirse en el representante de su hija. La madre -cantante de ópera y representante de Suecia en Eurovisión en 2009- también ha abandonado su carrera artística para dedicarse a promocionar a su hija. 

La misma semana de la primera protesta, salía a la venta el libro en el que los progenitores relatan la historia que han vivido durante los últimos años, desde que Greta fue diagnosticada con el síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista (TEA). Entre los síntomas específicos está es el interés obsesivo por un objeto o tema único. La joven incluso llegó a dejar de comer cuando comenzó a agravarse su preocupación por el cambio climático. 

Sectores conservadores o negacionistas se han esforzado en señalar las aparentes contradicciones que acompañan a la adolescente. Por ejemplo, Greta trata de evitar los vuelos en avión. Así que cruzó el océano Atlántico a bordo de un velero propiedad de Pierre Casiraghi, el hijo de la princesa de Mónaco. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba